Costa Rica, país libre de zoológicos

Las autoridades de Costa Rica han decidido cerrar las puertas de los dos principales zoológicos de su capital, San José, en respuesta a las reivindicaciones de organismos defensores de los animales.

costa rica

Ubicada en Centroamérica, entre Nicaragua y Panamá, Costa Rica es uno de esos países que nos remite a naturaleza exuberante. Frondosos bosques tropicales, cascadas, playas infinitas, coloridas especies de animales tanto en tierra firme como bajo las aguas del mar… En definitiva, un destino prácticamente virgen, donde el escaso y centralizado desarrollo urbano convive con la calidad de vida de lo puro y lo inexplotado. Y en consecuencia, un lugar donde el bolsillo lleno permite alojarse en magníficos resorts. Una luna de miel inolvidable, la mejor desconexión del estrés.

Dichas todas estas maravillas sobre Costa Rica, queda bastante claro a qué clase de destino nos referimos. Un destino cuya naturaleza es su máximo aliciente, y que trabaja para presentarse a ojos del mundo como un lugar ecológico y sostenible. Un lugar tocado por la suerte de la biodiversidad que, además, insiste en permanecer tal y como era hace siglos.

En ese contexto, no sorprende la noticia que nos ha llegado en los últimos días de mano de los medios de comunicación. Al parecer, Costa Rica ha decidido regalar la libertad a la fauna residente en sus zoológicos. Dicho de otro modo, cerrar estos espacios y convertirse en un país libre de especies en cautividad.

La propuesta es la feliz meta de una larga batalla por parte de los defensores del medio ambiente. También un hecho del que se enorgullece el Ministro de Medio Ambiente de Costa Rica, Rene Castro, quien para ilustrarlo explica una anécdota de su niñez. Cuando su loro se escapó para vivir en compañía de una manada de su misma especie. «Me causó una gran impresión porque pensaba que lo estábamos cuidando bien. Lo alimentábamos y lo llenábamos de afecto.. Todas esas cosas que como humanos pensábamos que le gustaban. Pero cuando tuvo la oportunidad, se fue».

Esta lección a sus espaldas se traduce en el cierre de los zoos de Simon Bolivar, que ahora se convertirá en jardín botánico, y de Santa Ana, que se transformará en un parque común y corriente. Ambos localizados en San José, us residentes pasarán a la vida en libertad o a vivir en santuarios de animales donde puedan campar a sus anchas.

Pese a lo positivo de la noticia, los gestores y veterinarios de estos zoológicos advierten de los peligros de dar la libertad repentina a estos animales. «Muchos sufren de daños permanente. Incluso habiendo sido tratados, estos daños les impiden volar o ver bien. Algunos simplemente han perdido sus instintos naturales. En otras palabras, tendrán que vivir siempre en cautividad«, cuenta el veterinario Randall Arquedas.

En cualquier caso, y a favor o en contra, esta clase de iniciativas siempre gozan de buena prensa. Y siendo realistas, cuando uno viaja a Costa Rica no espera ver sus maravillas naturales dentro de una jaula. Por suerte, en este país campan a sus anchas entre espléndidos parajes. Y allí es donde os recomendamos descubrirlas.

Vía: CNN Travel.

Foto: Christian Haugen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...