Cinco experiencias icónicas en Las Vegas

La ciudad el neón es también la de la psicodelia y los grandes espectáculos, la de las fuentes que danzan y la de los imitadores de Elvis que ofician bodas. Haz que tu experiencia en la ciudad sea genuina.

las vegas

«¡Viva Las Vegas!«, que diría Elvis. Esta ciudad del estado de Nevada, en Estados Unidos, se ha convertido en una de las capitales internacionales de los casinos, del ocio, del desmadre y de las luces de neón. Con perdón de Reno, Atlantic City, Macao o, porqué no, Benidorm.

El cine y la televisión nos han enseñado en muchas ocasiones cuales son las experiencias, más allá de las tragaperras y las ruletas, que uno no se puede perder en un viaje a Las Vegas. A continuación las recopilamos:

  • Disfrutar del Strip y de sus luces icónicas: El Strip de Las Vegas es su calle principal, aquella que hemos vista más veces reflejada en los medios. Allí nos esperan las pirámides y la esfinge, el castillo, los rascacielos de una Nueva York simulada y un largo etcétera de excentricidad. El recorrido cobra mayor carisma de noche, iluminado y reluciente. Y hablando de luces y de Strip, ningún amante del neón puede perderse el Museo del Neón. El lugar donde los símbolos más característicos de la ciudad van a morir, y un verdadero paseo entre reliquias.
  • Contemplar las fuentes del Bellagio: No es de extrañar que Brad Pitt, Matt Damon y compañía reposaran aquí su gran golpe en la película «Ocean’s Eleven». La magnífica danza de las fuentes del Hotel Bellagio encandila a visitantes de todo el mundo. Lo mejor es que el espectáculo se repite cada 15 minutos, y solo se interrumpe durante tres horas por la noche y en caso de fuertes vientos. Así que aunque siempre lo veremos en compañía de otros turistas, la masificación no será insoportable.
  • Ver un espectáculo del Cirque du Soleil: La compañía circense más prestigiosa del planeta tiene varios espectáculos instalados permanentemente en Las Vegas, en el seno de hoteles como el Bellagio o el Mirage. De temática variada, todos ellos dejan boquiabiertos al espectador. Pero si preferís otro tipo de gran espectáculo, ya sabéis que esta es la ciudad adecuada. Sin ir más lejos, Elton John tiene ahora mismo un show en el asombroso Colosseum del Caesars Palace.
  • Vivir la Freemont Street Experience: Freemont Street es una famosa calle peatonal y comercial de Las Vegas, cubierta por un enorme techo en bóveda y hogar del antes mencionado Museo del Neón. Pero aún más importante, es el escenario de la Freemont Street Experience, un espectáculo luminoso que se proyecta sobre su bóveda y que también ha aparecido en multitud de películas y series de televisión. De una psicodelia fascinante, se complementa con danza y música a lo largo de toda la calle.
  • Casarse en una boda oficiada por Elvis: Pero si todo esto os sabe a poco y creéis que ha llegado el momento de sentar la cabeza, podéis vivir una de las experiencias más genuinas de Las Vegas. Se trata de una boda oficiada por un imitador de Elvis Presley, con limusina incluida, y encantadores toques kitsch rezumando de cada rincón. A Storybook Wedding Chapel es una de las opciones mejor valoradas en Tripadvisor para disfrutar de este enlace nupcial.

Foto: David Stanley.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...