¡A Las Vegas en tirolina!

La ciudad del neón inaugurará en noviembre una tirolina de más de 500 metros que, de tener éxito, tendrá dos gemelas más en enclaves emblemáticos de la ciudad.

Las Vegas

Tiene casinos, espectáculos, parques de atracciones, miradores vertiginosos, restaurantes y hoteles de lujo, salones recreativos, capillas que ofrecen bodas excéntricas… Las Vegas es la cúspide no solo del gasto, sino también del ocio. Si hay algo que os ronde la mente, seguro que podéis hacerlo en la ciudad más luminosa del estado de Nevada. Una urbe cuyo strip nunca duerme, y cuyos colores han conquistado los sueños de medio planeta.

Muchos pensaréis que a Las Vegas no le faltaba nada, pero os equivocabais. Existe una actividad que desde hace poco ha traspasado la frontera del deporte de aventura y se ha integrado en los entornos más variopintos. Incluso en el interior de los cruceros. Así que tarde o temprano tenía que llegar a la ciudad.

Y dicho y hecho, Las Vegas está a punto de estrenar su primera gran tirolina. Con un recorrido de más de 500 metros, conectará la planta 50 del Hotel Río con la planta 20 de la torre Ipanema. Ambos son dos edificios emblemáticos del centro de la ciudad, y el primero les sonará a los amantes de los naipes porque es donde se celebra el World Series of Poker.

La tirolina completará su viaje en 70 segundos. Abrirá las puertas en noviembre y el precio para montar en ella será de 25 dólares (unos 18 euros). Si logra el éxito esperado, será solo la primera de una serie de tres tirolinas. Las otras dos se instalarán progresivamente en otros puntos de la ciudad.

Y como no podía ser de otro modo, una de ellas está programada para Fremont Street. La calle bajo una cúpula a modo de pantalla gigante, y uno de los lugares más animados de Las Vegas. La experiencia no es pionera ya que en Fremont Street ya se han instalado tirolinas en otras ocasiones (ver foto). Sin embargo, la denominada «Slotzilla» será la primera en quedarse de un modo permanente.

La tercera tirolina, de aprobarse su construcción, visitaría dos de los emblemas definitivos de la ciudad. Conectaría el Hotel Casino Luxor con el Excalibur, ofreciendo vistas únicas y a gran velocidad de uno de los perfiles más populares de Las Vegas.

Hasta ahora las experiencias de este tipo habían quedado reservadas para las afueras de la ciudad, donde el desierto y los cañones permiten gran libertad de combinaciones. Sin embargo, Las Vegas convertirá los descensos a través de un cable en algo tan urbano como un parque infantil o un carril bici. ¡Quién sino ella podía conseguirlo!

Foto: Sheila Thomson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...