Viajar gracias al cine: Viaje mágico a África

Si quieres mostrar a tus hijos cómo es África, esta película española rodada en inglés te ayudará de forma perfecta.

Continuamos con nuestra serie de artículos “Viajar gracias al cine” para que descubras nuevos destinos interesantes por medio de las secuencias de películas. Esta vez hablamos de Viaje mágico a África, una película de carácter infantil que, no obstante, tiene un gran encanto.

El director español Jordi Llompart nos ofreció en 2010 una película de fantasía que utilizó tecnología de tres dimensiones para atraer a los más pequeños de la casa. Se trató de Viaje mágico a África, con la que nos proponen un emocionante viaje a través de la imaginación mediante una utilización de lo más efectiva de efectos especiales. La producción del film fue de lo más costosa, habiendo alcanzado los 10 millones de euros, una cantidad realmente elevada para una película de estas características. El resultado, al menos en lo visual, habla por sí solo.

Jana es una niña de diez años que un día, mientras come con su padre en un restaurante, se cruza con un niño bosquimano que está intentando robar teléfonos móviles. Tras fijarse en él y preguntar a su progenitor porqué el niño está haciendo eso, Jana comienza a no dejar de pensar en él. Su insistencia le lleva a que su madre la acompañe en la búsqueda del niño, que resulta estar hospitalizado por una grave enfermedad. Cuando se encuentra con el niño no llega a hablar con él, pero se crea una gran conexión entre ellos, que da pie a que Jana de inicio a un emocionante viaje a través de la imaginación. A partir de ese momento veremos a la niña viajando por África volando en un caballo mágico, y en compañía de muchos animales parlantes. Además, conocerá a Mel y otros muchos amigos, incluidas plantas parlantes y seres de otro mundo que ayudarán a que Jana avance en su viaje y descubra algunas de las maravillas mágicas que esconde su imaginación.

Viaje mágico a África se ha rodado en inglés, así que vamos a encontrarnos con una combinación entre actores de doblaje y actores que se dan voz a sí mismos en la versión en castellano. A la protagonista, Jana, le da vida la actriz Eva Gerretsen, que se mueve con gran fluidez por pantalla, dándole a su personaje una gran vitalidad. Eva sorprende por lo bien que se integra en el argumento, en el mundo de fantasía, el cual no tarda en creer que es realidad, y en las aventuras que vivirá su personaje.

La historia de Viaje mágico a África circula principalmente en relación a Jana, mientras que los personajes secundarios la acompañan en momentos muy determinados, sin ganar especial interés. Sus padres, por ejemplo, aparecerán en pocas escenas, en las que eso sí, tanto Verónica Blume como Adriá Collado, nos ofrecerán una buena interpretación. Otros secundarios a los que veremos en escena son Raymond Mvula, Leonor Watling en el papel de una simpática hada, y Carlos Olalla.

El director presenta una película inspirada en una historia que escribió años atrás, y que cuenta con mucha magia, pero una carga argumental que tropieza en muchos momentos. El desarrollo del guion es ineficiente, con diálogos pesados que no llevan a ninguna parte, y que en base tratan de educar a los más pequeños con piezas de información una tras otra.

Pero en contraposición a esto, es una excelente película para promocionar África, sus parques temáticos con animales en entornos naturales y todo el atractivo que tiene la región. La carga visual y la fotografía son espectaculares y hacen que tengamos ganas de irnos a África cuanto antes. Aunque hay animales parlantes, lo que más sorprende de la película son sus escenarios, los preciosos decorados por los que viajará Jana, y la variedad de lugares que se llegan a unificar bajo una misma localización. En este aspecto hay que reconocer el excelente trabajo que se ha llevado a cabo, consiguiéndose efectos de lo más atractivos y algunas escenas de las que merece la pena ver.

Viaje mágico a África es una producción que cumple con las expectativas y ofrece una buena demostración de lo que se puede hacer con un poco de presupuesto en cuanto a efectos especiales y fantasía en tres dimensiones. La película, si nos la tomamos como un espectáculo visual con mucha escenas cuidadas y bonitos paisajes, es de lo más sugerente. Como historia y film con el que disfrutar de un buen argumento es donde falla, dado que el guion, por muy educativo que intente ser, está falto de sentido en términos generales. Pero si ignoras la historia y te concentras en las imágenes de África, disfrutarás mucho.

Para nosotros es una de las mejores producciones sobre África que podemos compartir con un niño. Si quieres ir de viaje a este lugar, pero no sabes cómo convencer a tus hijos, quizá esta película sea lo que estuvieran necesitando. Así verán todo el atractivo que les espera en la región cuando la visiten.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...