Una forma de ver Tiburón que no olvidarás

En el agua, sobre un rosco flotante, podemos ver la película Tiburón gracias a un evento que celebra el 40 aniversario de la película.

Jaws on the water

Nos ponemos en situación rápidamente. ¿Recuerdas la película Tiburón? Ha cumplido 40 años y no se nos ocurre mejor forma de celebrarlo que con el plan que os traemos a continuación. Se trata de la iniciativa Jaws on the water (tengamos en cuenta que «Jaws» es el título original de Tiburón). Por ahora solo se lleva a cabo en Estados Unidos y se trata de una experiencia que nos permite ver la película mientras estamos encima de un rosco flotante sobre el agua.

O dicho de otra forma: la manera más terrorífica de volver a ver la película. Porque la sensación de que en cualquier momento puede venir un tiburón a por nosotros… no tiene precio. Lógicamente, no hay riesgo ninguno, dado que se hace en un lugar controlado. Pero esto no quita que sea una experiencia bastante particular.

El evento se hizo por primera vez en Austin, en el año 2002 y tuvo tanta popularidad que ha acabado siendo recuperado para este aniversario. Es posible llevarse un flotador propio que nos apetezca de casa, pero los roscos que proporcionan en el propio lugar se puede decir que son bastante cómodos, o al menos eso cuentan quienes los han probado.

Para la nueva celebración del evento se han elegido las instalaciones de Texas Ski Ranch, que aseguran que habrá espacio para todos los interesados. Se recomienda traer una toalla, bañador y ganas de pasar un buen rato disfrutando de Tiburón de una manera muy original. Además, en el lugar habrá un bar con comida y bebida, para que la velada sea más especial.

Por ahora solo hay previsto un día más para su celebración y será mañana sábado 11 de julio a las 20:30 horas (anteriormente fue hace unas semanas a final de junio). Si estáis por la región y os apetece asistir a la proyección, tendríais que comprar la entrada desde la red entrando en la web del evento que os dejamos enlazada al final de la noticia. Ya han dicho los organizadores que no venderán entradas a nadie que pase por allí, sino que todas deberán haberse gestionado desde la red.

El precio de las entradas es de 30 dólares, un coste que no resulta descabellado ni demasiado elevado respecto a otros eventos similares. Han dicho los organizadores que habrá tiburones en el agua, pero le han puesto un asterisco al asunto, así que imaginamos que serán reproducciones de plástico o similares, por lo que la vida de los asistentes está asegurada.

Vía: Draft House

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...