Un instituto japonés ha construido un DeLorean

Desde Japón nos sorprenden con la construcción de una réplica del DeLorean de Regreso al futuro con luces, música y sistema de giro a gran velocidad.

Hace años los japoneses se hacían fotos en la réplica del DeLorean que se encontraba expuesta en el parque temático Universal Studios Osaka. Pero con el paso de los años y la pérdida de popularidad de Regreso al futuro, la atracción se desmanteló para dejar espacio a películas más modernas. Eso dejó a Japón sin DeLorean, una situación que ha cambiado gracias a los estudiantes de un instituto técnico del país, donde han trabajado durante varios años en la construcción de uno de estos coches a modo de réplica-monumento. La historia no tiene desperdicio.

Nos desplazamos al año 2016, cuando los fantásticos árboles que había delante del Tanabe Technical High School comienzan a sufrir varias plagas que los dejan en un estado irrecuperable. La directiva del instituto comienza a pensar en cómo utilizar ese espacio y en si se trataba de la oportunidad ideal para construir algo que resultara un símbolo de su filosofía de enseñanza basada en la tecnología. Así es como el grupo de alumnos de último curso del momento comienza a trabajar en una estructura en forma de coche.

En principio no había una idea muy clara definida más allá de trabajar en un vehículo que pudiera sorprende por la fidelidad con la cual lo habían diseñado. Poco después, el profesor a cargo, pensó que teniendo en cuenta el significado del monumento en el que estaban trabajando, era lógico optar por una idea que sirviera como referencia tecnológica y que además representara una manera de mirar al pasado y, sobre todo, al futuro. Así es como concluyeron que lo mejor era construir un DeLorean, el coche de la saga de películas Regreso al futuro.

En 2017 ya se anunció el proyecto y, desde entonces, ha sido el gran cometido en el que han participado más de 500 alumnos del instituto. A medida que las generaciones de alumnos se licenciaban y abandonaban el centro, la siguiente generación recogía el testigo para continuar con el trabajo hasta que, finalmente, ha sido completado. El resultado es cuanto menos espectacular, ya que han conseguido crear un DeLorean con una réplica perfecta, muy cuidada y dotada de gran nivel de detalle. Lo mejor es que no solo es una estatua que adorna, sino que el coche ha sido construido con la posibilidad de iluminarse, rotar y generar música en el momento en el que se enciende su condensador de fluzo.

No hay que darse prisa para ver el DeLorean, porque va a pasar a formar parte de las instalaciones del instituto, pero los fans de las películas sí que deberían pensar en hacer una excursión en el futuro. Quienes piensen en hacer el desplazamiento deben saber que se encuentra en Wakayama y que el coche activa su proceso de movimiento e iluminación cada 3 horas desde las 9 a.m. hasta las 6 p.m.

Las autoridades locales estaban preocupadas, porque cada 3 horas se pone en marcha el condensador de fluzo, el coche comienza a girar a gran velocidad y de forma directa genera una energía de 1,21 hectovatios que pone en movimiento la reproducción de la música de la película. Eso supone un ruido y un movimiento que podría molestar a los vecinos. Pero en realidad, estos se han visto animados y contentos con la invención que ha salido del instituto por mucho que se trate de una zona rural en la que el silencio, como en la mayor parte de Japón, suele ser uno de los factores principales de la vida.

Como forma de asegurarse que no tendrán problemas con el monumento con el paso del tiempo, los representantes del instituto ya han hablado con Universal con la intención de garantizar que podían trabajar en este tipo de proyecto. Con su visto bueno, no sería extraño que, en su próxima visita a Japón, alguno de los actores de las películas se pase por el instituto para hacerse unas fotos y disfrutar con cómo su trabajo continúa siendo fuente de inspiración. Al fin y al cabo, tanto Michael J. Fox como Christopher Lloyd se mantienen muy activos en cuanto al soporte que dan a cualquier iniciativa relacionada con los films.

Nosotros tenemos planeado acercarnos en peregrinación a ver el DeLorean en cuanto el coronavirus nos permita viajar sin miedo por Japón. Escribimos estas líneas desde cerca de Tokio, pero hasta Wakayama hay una distancia de más de 4 horas en tren, por lo que no se trata precisamente de un lugar de fácil acceso.

Para quien se lo esté preguntando, Regreso al futuro tiene mucha fama en Japón incluso en la actualidad. Recientemente, por ejemplo, se comercializaron nuevos productos de merchandising inspirados en la franquicia, como una colección de llaveros en la que sus personajes aparecen dibujados al puro estilo manga. Así, es fácil entender este tipo de iniciativas que ayudan a que el legado de una gran saga cinematográfica permanezca muy vivo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...