Protección solar adecuada en vacaciones

El sol es uno de los elementos más deseados en tiempos de vacaciones. Nada mejor que estirarse boca arriba o boca abajo en las arenas de las playas españolas, en las calas de Menorca, en las playas paradisíacas del Caribe, las islas Seychelles o Fiyi y olvidarse de todo mientras nos bronceamos. Un placer para muchos en verano, incluso desde primavera, cuando el sol ya empieza a darnos temperaturas cálidas.

Protégete del sol

Pese a que todos conocemos los importantes riesgos de exponerse a pleno sol, sobre todo en los horarios comprendidos entre las 10 de la mañana y las 16 de la tarde, año a año muchas personas siguen tomándolo en exceso y muchas veces sin protección de crema solar. El sol puede causarnos enfermedades más o menos importantes, pero en cualquier caso afectando a nuestra piel o a otros factores de nuestra salud. De forma más inmediata una exposición intensa al sol puede causarnos un golpe de calor, agotamiento, calambres o erupciones cutáneas en la piel. La enfermedad de más gravedad es el melanoma, un tumor cutáneo que puede derivar en cáncer de piel.

Si este verano te diriges a un destino de playa o donde vayas a exponerte el sol -también en la montaña, claro-, es importante conocer algunos consejos sobre la protección solar adecuada en todo momento:

  • Horario para tomar el sol: en el caso de tomar el sol en la playa, por ejemplo, siempre se recomienda hacerlo en horario de tarde. Los horario del mediodía son los de máxima exposición a los rayos ultravioletas del sol. Y, sea cual sea el horario, es necesaria una adecuada protección con crema solar, de la que hablaremos a continuación.

  • Factor solar adecuado: en contra de lo que muchos pensábamos, existe una forma de saber qué factor de crema solar nos conviene, si bien cuanto más elevado más protección nos supondrá.  El cálculo es bastante sencillo. Debes saber los minutos que tu piel resiste sin tener ningún enrojecimiento a causa del sol. Si, por ejemplo, son 10 minutos, un factor solar de 30 te protegerá durante 300 minutos adecuadamente. Eso sí, siempre es mejor contar con un factor lo más elevado posible.
  • Personas con lunares y pecas: en el caso de ser una persona con lunares, pecas u otras malformaciones de la piel, es importante tener más precaución con estas zonas. Lo recomendable es utilizar protección solar extrema o total y realizarse revisiones anuales en el dermatólogo para ver que no haya ningún cambio en algún lunar. Si observas que un lunar, por ejemplo, se ha oscurecido mucho en poco tiempo, es recomendable acudir al médico.

Todos los destinos son susceptibles de tomar protección hacia el sol, llevando siempre una gorra para la cabeza, mojándo la cabeza, nuca, muñecas para evitar golpes de calor o poniéndose crema media hora antes de exponerse al sol y con nuestra piel totalmente seca.

Foto: supersum en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...