Peligro con la niebla tóxica de Pekín

Pekín se encuentra en alerta roja debido a los altos niveles de contaminación que hay en el ambiente.

Contaminación en Pekín

Nos quejamos de la contaminación en Madrid y de las medidas que se adoptan para prevenir que se extienda, pero en otros lugares del mundo la situación está mucho peor. Y un buen ejemplo de ello lo apreciamos en Pekín, donde la niebla tóxica ha llevado a que la ciudad determine que se encuentra en el máximo nivel de peligrosidad. La alerta roja de niebla tóxica obliga durante varios días a que todos los habitantes de la región utilicen máscara si pretenden salir de su casa. Es una medida obligatoria para no sufrir ningún tipo de daño.

Como es lógico, también se han emitido restricciones para el uso de vehículos y se ha limitado la producción en fábricas con el objetivo de reducir la contaminación. Para lograr que los ciudadanos abandonen el uso del coche durante estos días se ha aumentado la frecuencia de pasada de los principales medios de transporte público, desde los autobuses hasta el metro. La idea es que todo el mundo colabore con la intención de apoyar a que la niebla se esfume, algo que podría ocurrir esta semana dependiendo de cuáles sean las condiciones del clima.

También se han cerrado colegios, lo que evitará que los niños se pongan en peligro y también reducirá el uso del coche y del transporte público en general.

Los problemas con la niebla tóxica en China son constantes y sus ciudadanos están acostumbrados, pero en esta ocasión la situación es más preocupante. Algunos ciudadanos hablan de cómo incluso con máscaras se sienten mareados y cansados cuando están en el exterior. No es para menos a la vista de la situación, en la cual se está recomendando que nadie se arriesgue y que se intente mantener la reclusión en el hogar hasta que todo mejore.

Los datos de China sobre muertes provocadas anualmente por la contaminación no son nada positivos. Al año fallecen más de 1 millón de personas debido a consecuencias de los altos niveles de polución. Es algo que se está intentando remediar, pero China es uno de los países que más depende del carbón y esto no está previsto que cambie hasta dentro de muchos años. La consecuencia de esto podría ser que el país sea cada vez menos habitable y que poco a poco se lleve a que sus habitantes se encuentren ante la difícil decisión de trasladarse o vivir bajo unas condiciones realmente peligrosas. De momento, si estáis en Pekín, no olvidéis la máscara.

Vía: Republica.com

Foto: LWYang

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...