Los peores días para viajar

Te damos algunas ideas sobre cuáles son los peores días del año para viajar, lo que nos ahorrará muchos problemas.

Viajar en Navidad

Si te planteas en qué día deberías viajar, la respuesta obvia no es cuándo tendrías que hacerlo, sino en qué momento no deberías planteártelo. Hay algunos días a lo largo del año en los que es favorable no viajar, debido a que nos vamos a encontrar con una gran cantidad de tráfico, tanto en carretera si viajamos en coche, como en los aeropuertos si lo hacemos en avión.

Hay algunos casos en los que los viajeros tienen costumbre de esperar a realizar las reservas de sus vuelos a un momento adecuado en términos de precio. Las ofertas vienen y van, y en algunos casos pueden llegar a ser muy beneficiosas. Pero si esperamos demasiado es posible que acabemos encontrándonos con que la fecha más adecuada se agota y que acabamos resignados a viajar en uno de esos días del año nada recomendables.

Aunque las tradiciones norteamericanas son un poco distintas a las que tenemos en Europa, principalmente por la celebración del Día de Acción de Gracias, la filosofía para los días complicados viene a ser la misma. Por ejemplo, se recomienda no viajar ni en Nochebuena ni en Nochevieja, dado que son días muy ajetreados en los qe los nervios siempre están a flor de piel.

Si esperamos demasiado para hacer la reserva de los billetes, lo más probable es que terminemos sin disponibilidad para los días buenos. Siempre se recomienda viajar con un margen de al menos uno o dos días de los días clave, para poder movernos con más comodidad por los aeropuertos y no sufrir la situación de ver un montón de gente corriendo por las terminales para no perder sus vuelos. El mismo tipo de estrés se puede vivir en carretera y en las estaciones de tren, así que deberíamos evitar estos días correspondientes a la campaña de Navidad.

Otros días malos para viajar son aquellos que engloban destinos específicos. Por ejemplo, viajar hacia Zaragoza en el día del Pilar, no es precisamente lo más inteligente. Tampoco tendríamos que viajar en las horas punta de Semana Santa y otras celebraciones parecidas. De hacerlo lo más probable es que terminemos sufriendo un nivel de agotamiento más elevado del normal debido a la gran cantidad de personas con las que nos cruzaremos. Además, los billetes se agotan antes y hay muchas menos ofertas disponibles de las que beneficiarse, lo que tampoco los hace más recomendables ni ayudan a darles relevancia.

Foto: paul bica

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...