Exteriores recomienda extremar la precaución en Acapulco

El Ministerio de Exteriores recomienda extremar la precaución a los turistas que viajen a Acapulco, en el estado mexicano de Guerrero, donde seis turistas españolas fueron violadas por un grupo de hombres armados.

La ciudad de Acapulco, a orillas del Pacífico.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación recomienda que los turistas españoles que visiten la ciudad mexicana de Acapulco, en la costa pacífica del país, extremen la precaución porque el Estado de Guerrero, donde se encuentra la ciudad, está considerado «de especial peligrosidad». Así lo explica Exteriores en el apartado de su página web dedicado a las recomendaciones para los turistas que se dirijan a México, que se actualizó por última vez el pasado 26 de diciembre, donde el Estado de Guerrero está encuadrado entre las zonas de riesgo, las más peligrosas del país.

Las zonas montañosas del Estado de Guerrero son uno de los lugares a evitar, según Exteriores, mientras que en la ciudad de Acapulco las actividades de la delincuencia organizada no habían afectado a turistas extranjeros o lugares frecuentados por ellos hasta el pasado lunes, cuando seis turistas españolas y una mexicana fueron violadas después de que un  grupo de hombres armados entrase en los bungalows donde se alojaban.

Además de extremar la precaución, el ministerio también aconseja la solicitud de orientación o incluso autorización de las autoridades locales si los turistas van a desplazarse más allá de los núcleos urbanos o las zonas más frecuentadas por los turistas.

Hoy en día, Guerrero es uno de los estados más pobres del país, nada que ver con el esplendor del que disfrutó cuando, a partir de los años 50, la ciudad de Acapulco se convirtió en el lugar de veraneo de John Wayne, Errol Flynn, Johnny Weissmuller, Cary Grant y un largo elenco de estrellas de Hollywood. Los actores más famosos del momento encontraron el esta ciudad mexicana un lugar paradisiaco, de playas vírgenes, sin rascacielos y con chalets de lujo que asomaban entre el verde de los riscos que la rodeaban.

El desembarco de Hollywood en Acapulco supuso un cambio radical en la fisionomía de la ciudad, donde se amplió el puerto y aparecieron grandes avenidas flanqueadas por palmeras, un césped cortado a la perfección y cientos de hoteles en primera línea de mar. Por aquellos años, Acapulco se convirtió en uno de los platós preferidos de John Wayne o Weissmuller, que murió allí.

Ahora, el gobierno estatal y el municipal se esfuerzan por revitalizar el turismo en la ciudad, su principal fuente de ingresos. En temporada alta o los fines de semana como el pasado -era puente-, se alcanza fácilmente el 90% de ocupación, gracias en parte a los turistas que llegan desde la capital, situada a tan solo tres horas por autopista.

Foto: Quiltsalad

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...