¿Es seguro hacer autostop?

Te damos algunas ideas que te ayudarán a que tu experiencia haciendo autoestop esté totalmente libre de problemas.

Hacer autostop es una de las formas de viajar que no pasa de moda y que se continúa utilizando incluso con el paso de las décadas después del periodo en el que fue más habitual. No obstante, los cambios que se han producido en la sociedad han llevado a que esta práctica no sea tan utilizada y que las cifras de uso se hayan reducido de manera considerable. Uno de los motivos es que, a muchas personas, les preocupa viajar de esta forma por si no se trata de algo realmente seguro. ¿Pero es seguro en realidad el autoestop?

No cabe duda de que esta es una pregunta con miga. Es imposible asegurar si se trata de un proceso seguro teniendo en cuenta que todo cambiará dependiendo de factores aleatorios. Pero, si hablamos de estadísticas, lo cierto es que no se han producido tantos incidentes como se podría imaginar, por lo que podríamos decir que sí se trata de una práctica segura. Aun así, te recomendamos que prestes atención a los consejos fundamentales para lograr que el autoestop sea una experiencia segura.

El mejor lugar para pedir autoestop

La práctica tradicional se encuentra en hacer autoestop en la carretera, parando a los coches que avanzan en tu misma dirección. Bajo este sistema tienes que levantar el dedo pulgar y esperar a que alguno de los vehículos que está avanzando se detenga para preguntarte a dónde quieres que te lleve. De todas formas, los especialistas en este tipo de viaje hablan de un lugar más adecuado para hacer autoestop.

Se trata de las gasolineras que encuentres por el camino en tu viaje. Las gasolineras son un lugar donde puedes hacer autoestop de forma más segura. No tienes que limitarte a parar un vehículo donde no sabes quién se puede encontrar dentro. Tienes la posibilidad de ver al conductor o a sus acompañantes y decidir si te inspiran confianza para hacer el viaje.

Esta forma de hacer autoestop también te permitirá mantener una conversación más tranquila y cómoda con el conductor al que le vayas a pedir ayuda. Y, si tienes que establecer algún tipo de pago por la gasolina, podrá informarte del precio que te costará el viaje.

El momento en el que hacer autoestop

¿Quieres reducir los riesgos de que se produzca algún tipo de incidente? En ese caso, lo que es recomendable que hagas es que evites los momentos del día en los que no hay luz suficiente. Las horas del día son las más adecuadas para hacer autoestop. La noche suele exponer a riesgos innecesarios y también es un momento en el cual hay personas que pueden beber y tener actitudes que serían distintas por el día. A ser posible, trata de conseguir tener solucionado el viaje que tengas que hacer durante las primeras horas de la mañana. Eso te dará el resto del día para planificar tu desplazamiento.

No te subas al coche de alguien que esté bebiendo

Hay conductores a los que se puede ver bebiendo mientras están al volante, normalmente con latas de cerveza que tienen a su alrededor. En estos casos, es mejor dejar pasar la oportunidad con una respuesta un rechazo amable. Se trata de reducir el riesgo al mínimo, no solo por parte de la persona que te va a llevar, sino también por lo que pueda ocurrir en la carretera. Otra posibilidad de detectar el alcohol es cuando hables con el conductor al pararse. Si te parece que ha bebido mucho o el olor que desprende es de alcohol, serán buenas razones para evitar subirse a su coche.

No viajes solo

Los incidentes que se han producido entre personas haciendo autostop siempre han sido por parte de quienes estaban viajando en solitario. Al fin y al cabo, tiene mucha lógica, Con dos personas se reducen los riesgos y las posibilidades de que puedas sufrir algún tipo de situación problemática. Incluso si te cruzas con alguien con malas pulgas, a dos personas no se atreverá a hacerles nada. Si no tienes experiencia haciendo autoestop y viajas con alguien que ya lo haya practicado, te ayudará a romper el hielo y que te resulte un poco más sencillo.

Confía en tu instinto

Al final del día, lo más importante que te podemos recomendar es que confíes en tu instinto. Esa vocecita que todos tenemos dentro o ese cosquilleo que sentimos en la piel en algunos momentos, es todo lo que necesitamos para estar a salvo. Si en algún momento tienes algo que te está diciendo en tu interior que deberías tener cuidado, escucha esa voz y bájate del coche en el que te has subido o rechaza la propuesta que te esté haciendo el conductor en cuestión.

A veces podemos evitar muchos problemas siguiendo nuestros instintos y pensando con objetividad acerca de la situación en la que nos encontramos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...