¿Cómo funcionan los buscadores de viajes?

Conocer sobre el provecho que podemos sacarle a las ofertas online hará nuestro viaje más interesante para nosotors y para nuestros bolsillos.

¿Estás listo para viajar?

Los buscadores de viajes suelen depararle al viajero una serie de desafíos y sorpresas que, dependen como se los mire, pueden resultar atractivos, frustrantes o, quizás, como oportunidades irrechazables.

Es que, al mismo tiempo, es posible encontrar destinos con los que suele soñarse a precios que, sinceramente, son tan bajos que ni en nuestros sueños contemplábamos su posible existencia. De todos modos, y aquí es donde reside el desafío y se abre la puerta a la sorpresa, debe prestarse mucha atención y conocer medianamente cómo funciona el sistema para llegar a que esos precios ofertados resulten una realidad a la hora de tener que pagarlos.

De todos modos, aunque uno no conozca la lógica del mercado (o no quiera enredarse en análisis de costos, impuestos, bonificaciones por días de permanencia, conveniencia de duración de estadía en función a subvenciones estatales y tasas de ocupación/desocupación de las aeronaves y cobertura de costos operativos con ventas masivas de pasajes y demás opciones), estos buscadores siguen siendo una posibilidad de conseguir vuelos baratos y paquetes sustancialmente más baratos que la compra directa en la aerolínea.

En cuanto a destinos nacionales, la oferta refleja las características de España en tanto espacio económico, cultural y poblacional: la mayoría de las ofertas son desde o hacia Barcelona y Madrid, es decir que ambas actúan como centros de redistribución de tráfico, lo cual puede beneficiar o al residente de estas ciudades que quiere aprovechar los asientos que el tráfico natural no ocupa hacia Menorca o Málaga (supongamos que la aerolínea sabe que vende naturalmente el 70% de los pasajes del avión, ofrecerá el 30% a precios más bajos, ya que no los tuvo en cuenta a la hora de contabilizar los costos y suponen ganancia pura) o viceversa. La misma lógica puede utilizarse a la hora de proyectar viajes internacionales a puntos, como New York, Milán o Amsterdam que actúen como grandes centros receptores y redistribuidores de viajes.

Otra razón por la que un viaje puede resultarnos una oferta interesantísima está relacionada con la duración de la estadía y las fechas que ésta ocupa. La mayoría de los paquetes turísticos vendidos con mucha antelación ocupan una serie de días que, a veces, no llega a cubrir la disponibilidad de habitaciones o servicios que se tienen para ofrecer. En el caso de un hotel, ubica una habitación por 4 días a partir del lunes en una semana turística, y sabe que el próximo sábado también estará ocupada pues ya posee una reserva para dicha unidad, con lo que la ofrece a un precio rebajado para quien acceda a utilizarla solamente por los días ofertados.

Conocer cómo funciona el mercado puede sernos útil a la hora de hacer negocio, y cuando uno sabe que eligió bien puede disfrutar tranquilamente del viaje que tanto tiempo soñó y preparó; o que oportunamente localizó y disfruta sorprendiéndose en la novedad.

Fotografía: Rupolev und seine Kamera en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...