Cinco experiencias típicas americanas y dónde vivirlas

Una mañana de domingo en una megaiglesia, un partido de fútbol americano universitario, una casa de zona residencial con una barroca iluminación navideña? Son experiencias que no solo existen en la televisión y en el cine.

america

Si eres de los que has visto tantas series y películas rodadas en Estados Unidos que quieres sentirte como uno de sus protagonistas, este artículo es para ti. Porque más allá de los escenarios donde se rodó tal o tal otra historia, el cine y la televisión norteamericana nos han regalado un sinfín de lugares comunes. Escenas que se repiten una y otra vez, que asociamos a su cultura y que queremos experimentar en persona.

E aquí algunos ejemplos y dónde encontrarlos:

Paseos marítimos: Un paseo romántico al atardecer, saboreando un helado y manteniendo una conversación distendida. Los paseos a primera línea de mar son un ?must? de muchas producciones norteamericanas. El más famoso, y también el primero del país, fue el de Atlantic City. Construido para evitar que la arena de la playa se colara en los hoteles, da nombre a la famosa serie de la HBO ?Boardwalk Empire?. También es muy popular el de Coney Island, en Nueva York, con sus atracciones y perritos calientes. O el de la playa de Venice, en California, un lugar para ver y ser visto donde los cuerpos fibrados y las boutiques están al orden del día.

Zonas residenciales con iluminación navideña: Aunque nada como una Navidad europea, el festival de luces en el que se convierten muchas casas de Estados Unidos es también una escena muy popular. Las zonas rurales son el mejor lugar para contemplarlas. Y eventos como el Magical Night of Lights del Lago Garnier, en Georgia, o el Oglebay Winter Festival of Lights de Wheeling, en el oeste de Virginia, nos enseñarán el significado de un buen dispendio energético.

Megaiglesias: Con lo poco animada que es una misa católica, es habitual sentir fascinación por la cultura del góspel o de las megaiglesias de Estados Unidos. De estas últimas hay unas 1.300 en todo el país, unas 50 de las cuales tienen una audiencia semanal de entre 10.000 y 45.000 personas. Sus fieles se reúnen no solo para rezar, sino también para socializar, para comer, para ir de compras o para hacer ejercicio. La más popular es la Lakewood Church en Houston y su pastor Joel Osten. Su mensaje se retransmite cada semana a siete millones de espectadores de todo el mundo, además de los presentes.

El equipo universitario de fútbol americano: No tenemos ni deportistas de fútbol americano ni animadoras, pero todos sabemos que son los más populares de la clase. Y que al futbolista su talento le puede valer una beca en una prestigiosa universidad. Por ejemplo, en la de Alabama. Su equipo, el Alabama Crimson Tide, es el actual campeón nacional y podemos verlo jugar en el Bryant-Denny Stadium de Tuscaloosa. ¡No es la Super Bowl, pero vale la pena!

El béisbol: Reconocemos su melodía a toque de órgano como si perteneciera a nuestra infancia. El béisbol es, junto al básquet y el fútbol americano, el otro gran presente en el audiovisual norteamericano. No hay duda del mejor lugar para disfrutarlo. Es el Wrigley Field de Chicago, recién ampliado y reformado pero siempre fiel a su esencia histórica. Y además, ofrece visitas guiadas de 90 minutos durante todo el año.

Foto: Ron Cogswell.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...