Viajar en busca del mejor chocolate

Hemos hablado muchas veces de viajes gastronómicos, pero la verdad es que en este caso, por tratarse de algo a lo que nadie dice no, creo que este viaje para encontrar el mejor chocolate del mundo te encantará

chocolate

Probablemente sea uno de esos placeres con los que a todos nos encanta disfrutar. Precisamente por ello, el chocolate se convierte en algo que sea dónde sea que vayamos en el mundo se aprecia. Se aprecia se tome de la forma que se tome, ya sea en taza, en tableta, o elaborado con los platos más complejos. Unos simples bombones, las combinaciones de licor para los adultos, o los fondues para el público más sibarita es una elección acertada en todos los casos. Pero nosotros no nos olvidamos de que estamos en Donde Viajar, y que lo nuestro son precisamente los viajes. Pero nadie nos prohibe que los viajes puedan ser dulces, y que podamos sacar provecho de ellos apostando todo, o casi todo al paladar. Así que para desconectar un poco de este ambiente navideño, hoy nos hemos decidido a viajar en busca del mejor chocolate.

Probablemente muchos de los destinos que mencionemos te suenen más que conocidos, porque muchos de ellos han logrado crearse esa fama, aunque de una manera que los más puritanos niegan, y ya se sabe lo que dice el dicho: «cría fama y échate a dormir«. Pero bueno, os prometo que nadie se aburrirá en nuestro recorrido virtual por los países a los que deberías dar una visita, o dejarte caer por cientos de razones, pero en las que el chocolate se encuentra entre alguna de ellas. La primera parte va a ser de esa conocida, porque hablamos de nuestro propio continente y de esos que se han creado su propia marca entorno al producto elaborado del cacao, sin siquiera poder producirlo. Pero la segunda, va dedicada a esos países productores de los que se dice que tienen el oro más dulce del planeta, aunque en realidad, el cacao en sí mismo sea realmente amargo. ¿Te apuntas a descubrirlos?

 Viajar en busca del mejor chocolate

  • Suiza: aunque todos sabemos que en las montañas de los Alpes el cacao no se da, lo cierto es que los suizos lograron hacer que su país se convirtiese en uno de los más reconocidos por elaborar el chocolate que luego llega de diversas formas a nuestros hogares. Lógicamente, los talleres artesanos que en su momento lograron innovar para marcar este hito tuvieron mucho que ver. Así, a partir de 1919, maestros como François Louis Cailler, Phillipe Suchard, Henri Nestlé, Jean Tobler, Daniel Peter o Rodolphe Lindt ponían los primeros pasos de lo que sería luego un imperio y una marca país a nivel internacional. Y es que ¿quién no conoce el chocolate suizo?
  • Bélgica: aunque Suiza ha logrado robarles bastante el protagonismo, tengo que decir que a mi particularmente me gusta más el chocolate belga. Quizás porque soy una fan del chocolate negro, de ese sabor tan amargo propio del cacao. La diferencia fundamental, además de en el sabor que en el caso de Bélgica suele ser menos dulce es la presentación. Y es que si quieres ver obras de arte creadas a partir de chocolate, tienes que visitar al pequeño país del Benelux
  • Granada: cambiamos completamente el rumbo, y ahora si dejamos el viejo continente para cruzar el Atlántico. Nos encontramos con una pequeña isla, cuya capital Saint George es la sede de un nuevo modelo de negocio que pretende mostrarnos a los que se atrevan a descubrirlo que el chocolate del supermercado tiene poco o nada de chocolate. Sus fábricas elaboran el chocolate de manera artesanal, y el cacao se produce directamente en sus tierras. La experiencia se siente con todos los sentidos, y es sin duda una gran forma de entender que el cacao tiene muchos puntos de vista.
  • Venezuela: fue en su época uno de los mayores productores del mundo, aunque en ese caso Colombia supo vender muy bien su papel de exportador. Sin embargo, la diferencia entre el cacao que puedes saborear aquí en lugar del de otras partes del mundo es la propia especie de la planta. El conocido como chocolate criollo tiene toques de vainilla en su propia esencia, y desde luego los que amen el aroma de esa orquídea apreciarán las notas que deja en el paladar esta variedad. Para mí, la mejor de todas, aunque en Europa apenas sea comercializada.
  • Ghana: hablábamos de un viaje por muchos países, y no podíamos abandonar la búsqueda del chocolate en territorio africano. Así que si por un casual planificas un safari, una escapada a la sabana, o te vas de vacaciones a conocer la África más profunda, que sepas que esta nación ha sido una de las que más ha contribuido a convertir el chocolate de América, porque es propio de ese continente, en un producto que consume todo el mundo. Y además del mérito que eso tiene, aún a día de hoy produce nada menos que el 21% de cacaco que se consume en el mundo. ¿Vale la pena la visita, no?

Imagen: Moyan_Brenn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...