¿Se puede pedir una pizza a una habitación de hotel?

Te contamos qué tienes que hacer para pedir una pizza y que te la entreguen en la habitación de tu hotel.

Seguro que lo has visto en alguna película y que la imagen se te ha quedado grabada en la cabeza: lo atractivo que resulta pedir una pizza a la habitación de tu hotel. ¿Pero es algo posible o una mera invención de lo que vemos en la televisión o el cine? Hay distintos aspectos a tener en cuenta y, de base, te diremos que dependerá de las reglas que tenga el hotel en el que te estás alojando. Pero te podemos decir que sí, que hay muchos hoteles que permiten que pidas pizza, ya sea con entrega en la habitación o con entrega en recepción.

¿Cómo pedir pizza en un hotel?

Si ya te encuentras en el hotel en el que te vas a alojar, lo mejor es que hables con recepción y les preguntes cuál es su política en relación a la entrega de pizza. Hay muchos motivos por los que puedes llegar a considerar este servicio de comida a domicilio. Quizá te apetezca una pizza de determinado lugar y no quieras ir allí, o estás alojado en el hotel por motivos de trabajo o quizá te encuentras pasando un romántico fin de semana con tu pareja. Lo cierto es que a los empleados del hotel no les importa (o no les debería importar) el motivo por el cual vas a pedir pizza. Simplemente pregunta su enfoque al respecto y asegúrate de que puedes hacer el pedido sin que te encuentres con ningún problema.

A partir de ahí, dependiendo de las normas del hotel, habrá que seguir unos pasos u otros. En algunos hoteles no tienen ningún problema con que el repartidor de la pizza suba hasta la habitación para entregarla. Lo único que tienes que hacer es asegurarte de darle tu nombre y apellidos, así como el número del cuarto en el que te encuentras. El repartidor hará la entrega para que disfrutes de la experiencia de recibir la pizza en tu habitación como en las películas.

Otra de las opciones es que te encuentres con el repartidor en la recepción del hotel. Una vez más, lo importante es que te asegures de indicar bien tus datos de habitación y nombre en el momento de hacer el pedido. Cuando el pizzero llegue al hotel, desde recepción harán una llamada a tu habitación para informarte de que bajes a recibir la pizza. Si tienes un sistema de seguimiento del pedido, puedes anticiparte a la llamada e ir a recepción para encontrarte con el repartidor.

Algunos hoteles no te dejarán que el repartidor entre en el edificio. En ese caso, tendrás que encontrarte con el repartidor en la puerta del hotel, en la zona del exterior. Habrá situaciones en las que el hotel no querrá que introduzcas una pizza en el edificio por ninguno de los motivos, tanto si recoges la pizza fuera del hotel como si te la reparten. ¿Por qué puede ocurrir esto? Hay diversas razones. Una de ellas es que el hotel disponga de servicio de habitaciones y que incluso dispongan de la oportunidad de llevarte pizzas preparadas por ellos directamente a tu cuarto. Este motivo gana todavía más lógica cuando el hotel dispone de ese servicio de habitaciones disponible durante las 24 horas. ¿Por qué pedir una pizza fuera cuando te la puede preparar el hotel? Por supuesto, hay motivos de ello, pero quizá te lo quieras pensar.

¿Qué más tener en cuenta para pedir pizza al hotel?

Aunque te hemos explicado lo que tienes que valorar respecto al hotel, también hay aspectos que debes tener en cuenta relacionados con la pizzería. Al fin y al cabo, es posible que el lugar donde vayas a pedir no disponga de servicio de reparto a las habitaciones de hoteles. O, en otros casos, lo que suele ocurrir es que estas pizzerías tienen una tasa adicional que debes pagar para poder hacer la recepción en el hotel. Por lo tanto, tendrás que plantearte si te interesa o no hacer el pedido.

Otro consejo que te damos es que hables con la recepción del hotel antes de hacer el pedido. Hay algunos hoteles que disponen de una red de restaurantes asociados con los que tienen una serie de bonificaciones. Por lo tanto, es posible que el hotel tenga límites sobre las pizzerías a las que puedes pedir. No obstante, cuando ocurre esto, lo más habitual es que, aunque no tengas acceso a todas las pizzerías, sí que dispongas de suficiente variedad como para hacer el pedido y quedar satisfecho.

Por último, recuerda que el repartidor tiene que cubrir unos horarios y que tiene una hora a la que hacer la entrega. Incluso si tú te encuentras relajado de vacaciones, este no es motivo para hacer esperar al repartidor en, por ejemplo, la recepción del hotel. Intenta estar allí lo antes posible porque, al fin y al cabo, será la mejor forma de conseguir una pizza a buena temperatura.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...