Meow Parlour, el primer café gatuno de Nueva York

La ciudad de Nueva York ha inaugurado su primer café gatuno, en el cual podemos interactuar con estas adorables mascotas.

Nueva York estrena un cat café

En el año 1998 se llevó a cabo la inauguración del primer café gatuno del mundo. Se abrió en Taiwán y fue una revolución por el concepto que proponía. Poco después, en 2004, la moda se extendió a Japón y fue allí donde alcanzó su mayor índice de popularidad. De Japón ha ido pasando a otros países donde también han visto una buena oportunidad en tener gatos sueltos dentro de locales donde pasar un rato tranquilo. En España ya existe este concepto de cafetería y ahora se extiende a Nueva York, donde ha sido inaugurado el Meow Parlour.

El concepto de los cafés gatunos es simple: los clientes pasan un rato rodeados de gatitos que están locos por tener atención. Mientras se juguetea o se da cariño a los animales es posible tomar café o comer algunas pastitas, todo dentro de un ambiente relajado y distendido, muy controlado y sin grandes escándalos, dado que al fin y al cabo a los gatitos no les gustan nada los ruidos extremos ni situaciones en las que no se puedan sentir seguros.

Como diferencia respecto a lo que han ofrecido otros cafés gatunos en el pasado, la particularidad del Meow Parlour se encuentra en que los gatos que están allí, no solo quieren mimos, sino también ser adoptados por alguien que les pueda dar cariño durante toda su vida.

Para inaugurar esta cafetería, sus responsables han colaborado con el grupo de adopción KittyKind, que será quien proporcione los animales que irán pasando por la cafetería en busca de dueño. Según las estadísticas, KittyKind recoge todos los años más de 500 gatos, lo que significa que existe una gran necesidad para dar cobijo a estos animales indefensos. En la cafetería se puede pasar un rato con los gatos y conocerlos un poco más en base a las personalidades que han sido definidas por los dueños del local. Se busca que cada cliente pueda divertirse con los animales y que, si quedan prendados de alguno de ellos, se lo lleven a casa tras el proceso necesario de adopción.

Sobre la higiene y todos los aspectos legales de tener animales en la cafetería, se han tenido en cuenta todas las exigencias legales para que no exista ningún tipo de problema. La zona de interacción con los gatos está separada de donde se pide la bebida y la comida, por lo que luego solo hay que llevar lo adquirido al lugar donde están los animalitos.

Vía: Meow Parlour

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...