¿Es posible cocinar dentro de una habitación de hotel?

Te damos ideas sobre los tipos de comida que puedes llegar a preparar en una habitación de hotel con las herramientas más básicas.

¿Se te ha pasado alguna vez por la cabeza? ¿Se podrá cocinar dentro de la habitación de hotel? Quizá te lo hayas preguntado en una situación de extrema hambruna en la que tenías que comer algo sí o sí. Pero, en muchos de estos casos, simplemente no hacemos nada porque no nos atrevemos a saltarnos alguna norma no escrita. Y lo cierto es que, posiblemente, estemos tomando la decisión adecuada, dado que cocinar dentro de la habitación de un hotel no es algo que esté precisamente bien visto. Es más, hay pocas posibilidades de hacerlo y, si no tenemos cuidado con los humos, lo que acabaremos provocando es que el detector de humos se ponga en movimiento y toda la habitación acabe llena de agua.

Por lo tanto, no, no puedes cocinar en la habitación de hotel. No pienses en llevarte un pequeño horno para cocinar o incluso en alguna máquina de hacer sándwiches. Todos esos dispositivos de cocina generan humo y, si no tienes cuidado, ya te puedes imaginar lo que acabará ocurriendo. Incluso si tienes pensado poner la maquinaria cerca de la ventana, al final es un riesgo que no te recomendamos correr. No obstante, hay algunas pequeñas excepciones en las que el propio hotel te proporciona herramientas para cocinar. ¿Cuáles son estos casos?

Máquina de café o tetera

Uno de los más habituales es que la habitación de hotel disponga de una máquina para hacer café o de una tetera. Te lo ponen fácil para que, al menos, puedas disponer de este tipo de bebida fundamental en el día a día. Lo más frecuente es que encuentres algunos sobres de café instantáneo o paquetes de té. Si los usas, lo que probablemente ocurrirá es que, al día siguiente, cuando limpien la habitación, vuelvan a poner la misma cantidad para que sigas teniendo acceso a estas bebidas.

El microondas

Otro de los servicios de cocina que más se proporcionan es la presencia de un microondas. Esta herramienta es crucial en muchos casos, sobre todo si tienes un bebé. Está claro que vas a necesitar un sistema con el que calentar su comida y no es algo que vayas a poder limitar a las horas en las que esté abierta la zona de comidas que tenga el hotel. Por supuesto, puedes utilizar el microondas para cualquier tipo de comida que te apetezca. Si tienes una lata y cuentas con un envase donde poner la comida para calentarla, es una buena opción. También puedes recurrir al microondas para calentar platos de comida preparada que hayas comprado en tiendas de conveniencia cercanas al hotel donde te alojes.

Una buena idea es que eches un vistazo a las tiendas que tienen los hoteles, ya que, si hay microondas en la habitación, lo más posible es que el hotel disponga de una selección de artículos de comida que estén listos para esta forma de preparación. No ocurre en todos los casos, pero sí que es algo frecuente.

No olvides la comida instantánea

Muchos de los viajeros frecuentes que van de un lado a otro por motivos de trabajo o por placer, tienen costumbre de evitar los problemas con las cenas con un truco muy sencillo. Se trata del uso de comida instantánea, los típicos fideos, ramen o similar que se venden en botecitos de cartón. Son muy fáciles de preparar. Lo único que tienes que hacer es echar agua hirviendo y esperar a que los fideos se hayan ablandado para que estén en el punto perfecto en el que te los puedes comer. Como hay muchos sabores y estilos de este tipo de comida instantánea, pueden ser una buena solución.

Lo único que necesitarás en este caso será agua caliente y eso es algo que puedes obtener tanto si hay una tetera en la habitación como si hay microondas. Así se simplifican mucho las cosas.

Hoteles con cocinas completas

Las habitaciones de hotel normales y corrientes no tienen cocina, pero si te alojas en una villa, en un apartamento o incluso en otro tipo de instalación que sea más espaciosa, lo más posible es que sí te encuentres con un buen sistema para cocinar. En este caso te podrás sentir libre de cocinar cualquier cosa que quieras utilizando las herramientas y útiles de cocina que encuentres en la propia instalación. Intenta dejarlo todo bien limpio cuando hayas terminado y no olvides recoger todas las sobras de la comida para que luego los empleados del hotel no tengan que hacer esfuerzos adicionales.

Si vas a alquilar una casa de veraneo, es posible que, junto a la cocina, encuentres un jardín en el que puedas hacer una barbacoa. Eso aumenta todavía más las posibilidades. Además, es cierto que hay algunos hoteles modernos que, si bien no tienen cocina en la habitación, sí disponen de zonas de barbacoa que puedes reservar para que tú y tu familia disfrutéis de una gran experiencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...