Botín, el restaurante más antiguo del mundo

Madrid tiene el restaurante más antiguo del mundo, Botín, que se inauguró en el ya lejano año 1725, y por el que han pasado importantes personajes históricos.

Restaurante más antiguo

Quién nos lo iba a decir, pero el restaurante más antiguo del mundo, un título certificado por el Libro Guinness de los Récords, se encuentra en Madrid. Se trata del Restaurante Botín, inaugurado en el año 1725 y un exponente claro de lo que proporciona la cocina española, destacando sobre todo los platos más representativos de la cultura gastronómica madrileña.

Su origen se llevó a cabo de la mano de un matrimonio, el que formaban Emilio González y Amparo Martín. Desde el primer momento se planteó como un restaurante que tuviera un espíritu propio, agradable, de buen trato al cliente y que prestara unos servicios que destacaran por una comida de calidad excelente. El restaurante, lógicamente debido al tiempo que lleva abierto, ha ido pasando de generación en generación manteniendo su identidad familiar.

Tras la primera generación al mando del restaurante Botín, este pasó a estar dirigido por sus hijos, José y Antonio. Después de ellos también se puso al frente del restaurante la tercera generación, lo que ha mantenido respetar la identidad del local aunque se haya ido manteniendo actual respecto a los últimos tiempos. Tal y como se puede leer en la web del restaurante, sus responsables concentran la filosofía que realizan en que los clientes se encuentren con una gran hospitalidad, un buen servicio y una cocina de calidad.

La carta incluye platos como cochinillo asado, perdiz estofada, solomillo Botín, en el cual se utiliza champiñón o su representativo entrecotte de cebón. También tienen entrantes, como morcilla de Burgos o manitas de cochinillo rebozadas. Es una carta clásica y eficiente dentro de los sabores a los que está acostumbrada la capital desde muchas décadas atrás, lo que ayuda a que los visitantes no dejen de llegar al local, que se encuentra en el número 17 de la calle de los cuchilleros.

Este restaurante, por tiempo en existencia, pero también por la calidad que reúnen sus platos según las opiniones generadas por los clientes, ha sido protagonista de numerosas referencias. Leemos que se ha mencionado el nombre del restaurante en novelas de diferentes épocas, tanto de autores nacionales como del extranjero. Y también se cuenta una curiosa historia que apunta a que Ernest Hemingway era un cliente frecuente y amigo del propietario, a quien pidió en alguna que otra ocasión que le enseñara a preparar paella, aunque no con muy buenos resultados. En definitiva, un clásico de la capital.

Vía: Restaurante Botín

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...