10 museos gastronómicos que tienes que conocer alrededor del mundo

Hoy echamos un vistazo al mundo de las curiosidades de la comida, y lo hacemos con los 10 museos gastronómicos que tienes que conocer alrededor del mundo

gastronomia

Probablemente cuando hablamos de turismo gastronómico muchos de nuestros lectores se sienten identificados con aquello de visitar diferentes lugares del mundo disfrutando lo que tienen de particular en sus cocinas. Y aunque hay destinos con una gastronomía realmente variada, mientras que en otros la mesa es más pobre en cuanto a ingredientes, pero que son capaces de combinarlos de un montón de maneras, hoy no queremos centrarnos en un país específico, o en una región concreta; ni siquiera buscamos un ingrediente para descubrir cómo se prepara en las distintas culturas del mundo, hoy queremos presentarte lugares en los que encontrarás nada menos que museos en los que rendirle culto a esta parte tan importante de la cultura, y que desde luego dejará a los más golosos a lo mejor del paladar.

Si eres de los que consideras la comida casi como una forma de descubrir el mundo, y quieres precisamente hacerlo con todo lo que ello significa, en este caso te presentamos en nuestro blog 10 museos gastronómicos que tienes que conocer alrededor del mundo, y en los cuales de seguro que encuentras justo todo lo que estabas buscando; una forma diferente de descubrir lo que se llevan a la boca en los destinos más dispares del mundo, aunque también, una especie de homenaje a los que son los ingredientes más internacionales de las especialidades culinarias más diferentes. Así que si eres de los que quieren acercarse a estos museos, o descubrir dónde se encuentran para disfrutar de algún plan concreto en tu próxima escapada, apunta, que a continuación te dejamos con la lista completa

10 museos gastronómicos que tienes que conocer alrededor del mundo

  1. Museo de la patata frita o Fried Museum: aunque puede que las consideremos que las patatas fritas son uno de los platos de comida comunmente llamada basura más clásicos de los americanos, y para los españoles sean uno de esos contornos con los que acompañar prácticamente todo, en realidad los belgas la consideran uno de sus platos típicos, y en este caso le han dedicado un museo que puedes visitar en la ciudad de Brujas. Dentro de las propuestas gastronómicas es de los más interesantes, y teniendo en cuenta que su eslogan: «De patata a frita» es bastante ilustrativo, supongo que podrás imaginar de qué va la cosa.
  2. Shin Yokohama Raumen Museum: aunque el nombre sea impronunciable, y más que probablemente si no eres un apasionado de la gastronomía japonesa ni te suene de qué va la cosa, así es cómo se llama en realidad el lugar dedicado al mundo de la sopa de fideos al más puro estilo del país asiático, y que aunque a nosotros nos parezca solo sopa con pasta, para ellos es de vital importancia en su cultura y en su vida diaria. Así que si vas a Yokohama, deberías dejarte caer en él.
  3. Gelato Museum Carpigian: este es quizás el más adecuado para los más golosos, y si crees que la experiencia de disfrutar el mejor helado italiano es incomparable con nada, deberías echar un vistazo a toda la historia y curiosidades que tienen para mostrarte en el museo del helado de Bolonia.
  4. Imhoff Schokoladenmuseum: seguimos hablando de museos gastronómicos para los más golosos y en este caso nos vamos hasta Colonia, en Alemania, en este caso para disfrutar de uno de esos productos a los que nunca nadie dice no; el chocolate.
  5. Deutsche Currywurst Museum: nos quedamos en Alemania, aunque ahora viajamos al norte, a su capital, para disfrutar precisamente del que es el museo de su plato más característico, la salchicha al curry. Y aunque no tiene muy buena pinta a la vista, está deliciosa.
  6. National Mustard Museum: pero de lo dulce, pasamos a otro de esos sabores que a muchos gustan y otros repelen. Lo amargo está últimamente de moda, y la mostaza es uno de esos ingredientes sin los que no saben vivir al otro lado del charco. Pero para disfrutarla dentro de un museo dedicado por completo a ella, tendrás que ir a Wisconsin, Estados Unidos.
  7. Amsterdam Cheese Museum: aunque lo de ser especialista en quesos es discutido por muchos países del mundo, el holandés tiene cierta fama, y a él va dedicado el museo del mismo nombre que se encuentra en pleno centro de Amsterdam. Sin duda, los amantes de los sabores más fuertes tienen una cita en la segunda planta en la que se hacen las más diversas degustaciones.
  8. Washington Banana Museum: ¿y quién dice que las fritas no son protagonistas de la buena gastronomía? Pues si te gustan los plátanos y crees que conocerlos a fondo vale la pena para hacer aún más recetas con ellos de las que ya conoces, si pasas por Washington, tienes que parar en el museo dedicado a la banana.
  9. Pizza Brain: aunque dicen que la pizza viene de China, y desde luego dónde se ha hecho famosa es en Italia, el primer museo dedicado a esta especialidad gastronómica nos lo encontramos nada menos que al otro lado del Atlántico, en Filadelfia.
  10. Burnt Food Museum: es quizás el más curioso, porque en él puedes ver de forma exclusiva comida quemada. Ha sido creado por un artista bastante conocido en el lugar, y está situado en los EE.UU, en Arlington.

Imagen: Agência de Notícias do Acre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...