Zaragoza en Filipinas, ciudad fundada por españoles

Los españoles fundaron muchas ciudades a su paso por Filipinas, siendo Zaragoza una de ellas.

Corría el año 1878 y España todavía reinaba en Filipinas, las islas que, hasta llegada de los españoles, nunca habían estado unidas bajo un mismo gobierno. Los españoles estuvieron en Filipinas durante más de 300 años, pero su presencia terminó en 1898. Eso deshizo mucho del trabajo que habían hecho los españoles, como la implantación del español como lengua, algo que acabó desapareciendo debido a la ocupación que realizaron los norteamericanos.

Pero ese cambio drástico y el abandono de España del control sobre Filipinas, no impidió que el país continuase contando con muchos de los rastros que habían dejado los españoles. Sus ciudades, por ejemplo, entre las que se encuentra Zaragoza, fundada, como indicábamos, en el año 1878.

Zaragoza se encuentra en Nueva Écija, en Filipinas, más exactamente en la isla de Luzón. No es un lugar especialmente grande, dado que cuenta con una población de alrededor 50 mil personas, pero dispone de un interés especial para quienes vemos en Filipinas una versión exótica de nuestro hogar.

Alrededor de Zaragoza están otras ciudades, como Jaén o San Antonio, y en las cercanías también hay otro lugar llamado La Paz. La versión filipina de Zaragoza es un área donde el mercado principal es la agricultura, un negocio en el que sus habitantes se esfuerzan a diario para producir grandes cantidades de arroz. También parece existir una importante industria de la crianza de patos, pero hay que tener en cuenta que, en Filipinas, el pato no es un alimento que resulte común (continúa siendo algo por lo cual, en el extranjero, miran a los españoles un poco mal).

En los últimos años, Zaragoza ha progresado debido a que se ha construido la autopista Subic-Clark-Tarlac, con la cual se han realizado mejores conexiones entre distintas partes de la región. Algunos de los barrios principales que se pueden encontrar en Zaragoza, en Filipinas, incluyen Carmen, Concepción, Del Pilar, la población de San Vicente, San Isidro, San Rafael, Santa Cruz, Santa Lucía o Santo Rosario. Como se puede ver, muchos de estos barrios se inspiran en barrios de la propia ciudad de Zaragoza, en Aragón, España.

¿Qué tipo de incentivos turísticos tiene la Zaragoza de Filipinas? Aunque sería interesante que la iglesia de Nuestra Señora del Pilar estuviera en esta Zaragoza, lo cierto es que esta iglesia se encuentra en otra de las regiones de Filipinas, en Zamboanga. De eso hablaremos en una próxima ocasión, porque también resulta muy interesante. No obstante, la iglesia que podemos encontrar en Zaragoza es la de San Vicente Ferrer, una parroquia, para ser más exactos. El edificio comenzó a construirse en 1849, antes de la fundación oficial de la ciudad, y está dedicada en honor del dominico español Vicente Ferrer, que fue canonizado en 1455. En el año 2000 se llevó a cabo una reforma para mejorar las instalaciones y solucionar los problemas que habían aparecido con las décadas.

Que la iglesia estuviera dedicada a Vicente Ferrer tiene también relación con la Zaragoza de España, puesto que el santo tuvo una participación determinante en el Compromiso de Caspe. En ese evento, Fernando de Antequera fue nombrado rey de Aragón.

Quienes visiten Zaragoza tienen otros lugares de interés a los que dirigirse. Por ejemplo, visitar los campos de arroz se ha convertido en una tradición por parte de quienes buscan conectar con uno de los lugares más tranquilos, relajados y agradables de la región. Sus enormes campos de arroz hacen de esta zona un lugar perfecto para hacer fotografías. Además, el edificio del Ayuntamiento, así como el monumento de los Héroes de Zaragoza o la Escuela Elemental Don Cirilo B. Acosta.

Este es uno de esos ejemplos en los que podemos ver con claridad cómo Zaragoza llegó a tener una influencia importante en la sociedad filipina. No en vano, fueron muchos los residentes de Zaragoza, principalmente hombres, que tomaron la decisión de trasladarse a Filipinas en tiempo del reinado de España. Lo hicieron en busca de prosperidad y con la intención de colaborar en el desarrollo del país, donde había muchas oportunidades. Estos zaragozanos que dejaron su huella en Filipinas formaron familias de hoy filipinos que han heredado apellidos españoles y cuyas tradiciones y todavía hoy día uso del español, mantienen vivo el recuerdo de quienes se fueron lejos.

Pero la Zaragoza de Filipinas no es la única Zaragoza que se puede encontrar a lo largo y ancho del mundo. La curiosidad también nos llevará, en próximas publicaciones, a explorar las Zaragoza de otros lugares, como de México. Allí existe la ciudad de Zaragoza en Puebla, también fundada como homenaje a la ciudad aragonesa y en la cual llegaron a vivir familias de Aragón que decidieron trasladarse a México a iniciar una nueva vida. Otras Zaragozas están repartidas por algunas de las principales zonas del mundo en las que España tuvo, en el pasado, presencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...