Siempre es buen momento para viajar a Nueva York

La cobra de moda en la Gran Manzana ya lo ha probado. Cual gusano gigante degustando un fruto gigante, el animal no tuvo suficiente con su habitáculo en el zoo del Bronx y decidió darse un paseo por las calles de Nueva York. Por supuesto, el personal anda revolucionado. El reptil ya tiene 157.000 seguidores en Twitter, según informa un curioso artículo de El País, y celebridades televisivas e incluso el mismo alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, han bromeado sobre la cuestión en la red. «El presidente Obama y yo hemos visitado el Museo de Historia Natural. Vimos una ballena de 30 metros, pero no la cobra», explica.

Ella ya se ha lanzado y ahora nos toca a nosotros. Situada en nuestro mismo hemisferio, los meses venideros son una gran época para visitar Nueva York. Según destacan en algunas webs, lo más recomendado es visitar la ciudad en mayo, junio, septiembre y octubre. Las mínimas a partir de mayo ya no descienden más allá de los 10 grados, y en pleno verano la media máxima ni tan solo alcanza los 30 grados. Eso sí, la humedad en la ciudad suele ser alta.

La Nueva York a la que cantaba Frank Sinatra

¿Cuánto nos costará el viaje? Si bien algunos destinos que requieren horas de avión cuestan mucho dinero, Nueva York es una excepción. Muchas compañías ofrecen el vuelo de ida y vuelta por unos 500-600 euros, aunque pueden encontrarse incluso por unos 300- 350 euros. Como es habitual, los precios podrían subir bastante si no reservamos con antelación o viajamos en temporadas muy demandadas. En ese sentido, os recomendamos darle un vistazo a nuestros consejos para viajar barato. También, por supuesto, al artículo que publicamos recientemente con los requisitos para entrar en Estados Unidos y superar con éxito la frontera de las aduanas.

Una vez en la ciudad, ¿qué ver? En el caso de Nueva York, todo el mundo conoce sus principales atractivos. Es imprescindible darse un pasillo entre los impresionantes rascacielos del distrito de Manhattan. Detenerse en Times Square o en Broadway, subir al Empire State o pasear por Central Park. En la zona sur de la isla, y junto al río Hudson, encontraréis la mítica Estatua de la Libertad. Ya visitada la parte más llamativa de la ciudad, aquella cuya silueta protagoniza miles de películas, es obligado acercarse hasta Brooklyn, el distrito más poblado de la ciudad, poseedor de largas playas y cuna del famoso parque de atracciones de Coney Island. También a Queens, un enorme distrito de clase media donde reina la diversidad étnica. Finalmente, en el Bronx, cuna del rap y la cultura hip hop, encontraremos el zoológico cuya serpiente anda estos días recorriendo la ciudad.

Para movernos tenemos diversas opciones. El metro abre las 24 horas del día, aunque suele ser bastante caótico y en ocasiones modifica su recorrido los fines de semana. El autobús es una buena opción para ver la ciudad, aunque si vamos con prisa nos enloquecerá la alta frecuencia de paradas. Finalmente nos queda el taxi, una opción no muy barata pero si típicamente neoyorquina, como recurso eventual. ¡Jamás olvidéis la propina!

Teniendo en cuenta que existen packs de 5 o 6 días en la ciudad, con vuelo y hotel incluido, por unos 500-600 euros, Nueva York hoy en día no es cara y sigue siendo uno de los destinos más atractivos del planeta. ¡Atrapad vuestra oferta y no os quedéis sin! Y recordad que para más información sobre los detalles de vuestro viaje existen muchísimas webs especializadas en la Gran Manzana.

Foto: Barrufet en Arte y fotografia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...