Una ventana al califato omeya en Medina Azahara

A 5 km. de Córdoba encontramos la Medina Azahara, el símbolo más importante del califato omeya, que fue construido por orden del primer califa, Abd al-Rahman III. Aunque no duró más de un siglo, es una de las obras más importantes del arte islámico, sin nada que envidiar a la siempre visitada Mezquita. Actualmente, existen varias rutas para conocer la Medina.

El verano pasado, cuando estuve en Córdoba, me quedé con las ganas de visitar la Medina Azahara (o Madinat al-Zahra). Obviamente no faltó la visita a al Mezquita, pero no tuvimos tiempo de visitar la Medina, una ciudad islámica del siglo X que mandó construir el primer califa del al-Andalus, Abd al-Rahman III, aproximadamente en el año 936.

La Medina, con sus 112 hectáreas, debía constituir un símbolo del poder del califato. Y así fue durante casi un siglo. Los dignatarios más relevantes del Estado fueron trasladados a la zona palaciega de la Medina Azahara, que se convirtió en la residencia personal del califa y en la nueva sede del gobierno. La ciudad se convirtió en la nueva capital del califato omeya.

Restos de la zona palaciega

Restos de la zona palaciega

Sin embargo, el poderío de la medina no llegó a durar ni un siglo. Entre los años 1010 y 1013, durante la guerra civil, el califato omeya llegó a su fin, y la Medina quedó abandonada. Sus restos empezaron a utilizarse como cantera para otras construcciones. A pesar de ello, Madinat al-Zahra se considera una de las obras cumbres del arte islámico. Entre los tesoros que han podido rescatarse del paso del tiempo, destaca la caja de marfil con inscripciones llamada Píxide de Al-Mughira, que se conserva actualmente en el museo del Louvre.


Este hallazgo y otros muchos tuvieron que esperar a 1911 para ser descubiertos, año en el comenzaron, oficialmente, las primeras excavaciones de la antigua medina. Desde entonces hasta nuestros días, las excavaciones han continuado su curso, principalmente en la parte central del alcázar. De estas primeras intervenciones, cabe destacar la restauración del Salón de Abd al-Rahman III.

Salón de Abd al-Rahman III

Salón de Abd al-Rahman III

En abril de 2007 se empieza a excavar en el exterior de la zona del Alcázar. El objetivo de estas nuevas excavaciones es descubrir el trazado de la muralla sur, y localizar algunas de las puertas secundarias y estructuras intramuros. Entre los últimos descubrimientos realizados destacan las fosas de expolio de la muralla, así como una mezquita.

Sin duda la Medina Azahara es uno de los lugares más visitados en Córdoba después de la Mezquita. Existen algunas rutas para conocer el conjunto arquitectónico, son visitas para unas 50 personas gestionadas por la Junta de Andalucía. He estado mirando hoteles en Córdoba para ver si consigo darme un paseo por la historia. No lo puedo evitar, me encanta adentrarme en la historia a través de pequeños fragmentos desenterrados por especialistas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...