Rothenburg ob der Tauber, una ciudad de película Disney

La historia ha dejado huella en este rincón de Baviera. Su estilo medieval y sus calles adoquinadas ofrecen una imagen digna de postal.

alemania

Rothemburg.

Revivir el cuento de Pinocho es un sueño que podemos cumplir si viajamos hasta la pequeña, pero famosa localidad alemana de Rothenburg ob der Tauber. La ciudad se hizo popular por su encantador estilo medieval que transmite todo el romanticismo de Alemania a través de sus impresionantes castillos, puentes y monasterios. Ubicado en el estado de Baviera, Rothenburg ob der Taube es una antigua ciudad imperial que se alza majestuosa por encima del valle del río Tauber.

Su nombre significa “fortaleza roja sobre el Tauber” y la navidad es una de las fechas más idóneas para vistarlo porque a pesar del frío y las bajas temperaturas, la ciudad celebra gran cantidad de actividades como un enorme mercadillo navideño, la representación
histórica “El trago maestro» durante los días de Pentecostés y el festival de música “Taubertal- Open-Air”. Sus techos rojos y su belleza ancestral han consagrado esta ciudad como uno de los mayores atractivos turísticos del país. Los productores de Hollywood se inspiraron en sus calles adoquinadas y sus pequeños edificios de colores para crear el pueblo donde vivía Pinocho en la película Disney.

Una muralla divide la zona histórica de la moderna, pero ambas conservan ese toque clásico. La playa del Ayuntamiento es el centro neurálgico de la vida de Rothenburg ob der Taube, por lo que los hoteles y las tiendas se expanden por las calles Herrngasse y Schmiedgasse para facilitar el acceso a los turistas, en su mayoría japoneses, en busca de recuerdos del viaje.

Con solo pasear por el casco antiguo de la ciudad nos encontraremos con el pintoresco edificio de color amarillo apagado que acoge el ayuntamiento. Lo reconocerás fácilmente porque es la estructura más sobresaliente de la fachada y está justo haciendo esquina. La construcción data del año 1250 y está acompañada de una torre perfectamente conservada a la cual podemos subir por 5 euros. Te aseguro que las magníficas vistas que contemplarás al subir sus escalones, valen la pena.

Otro de los atractivos de la ciudad es el curioso Museo de Criminología, el museo de jurisprudencia más grande de Europa. En él exhiben cómo eran los métodos de tortura en la Edad Media, antigüedades jurídicas, gráficas, documentos y sellos de diferentes siglos. Si te interesa el arte y la cultura, puedes acercarte hasta el Museo de la Ciudad Libre, ubicado en un antiguo convento de los dominicos ofrece una muestra una cocina medieval a lo largo de varias salas cubiertas con techos de vigas. Y si nos has hecho caso y lo has vas a visitar en Navidad, no puedes perderte el Museo Alemán Navideño, donde cuentan la historia de esta festividad en un ambiente dominado por los adornos navideños de distintas épocas y exponen una colección de cascanueces. También puedes visitar el Museo de Muñecas y Juguetes, un lugar que presenta la evolución de estos míticos regalos durante 200 años gracias a más de 1.000 muñecas.

Después de tanta visita cultural, siempre se agradece caminar un poco por zonas verdes y en Rothenburg ob der Taube no hay lugar mejor que el parque del castillo.

Vía / 101 lugares increibles

Foto / brianwiese

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...