Perdiz Estofada: Manjar Toledano

¿Quién diría que esta pequeña y grácil ave esconde los secretos más sabrosos y tradicionales de la gastronomía toledana?

La ciudad de Toledo famosa por una arquitectura que conserva su peculiar riqueza histórica como el Castillo de Alcázar, el Monasterio Cisterciense de Santo Domingo de Silos, y muchos más; también nos sorprende con su deliciosa cocina. El estofado de perdiz se ha convertido en el plato típico y emblemático de la cuidad de Toledo.

Cuenta la historia que por los alrededores de la Catedral se desató el gusto por el guisado de perdiz, que hasta ese momento solo era privilegio de los pobladores del lugar. El deporte de caza atrajo a los visitantes, quienes conocieron este delicioso guisado, y lo pidieron cada vez más en sus visitas a la región. Es así, que los restaurantes más tradicionales para comer “Perdiz a la Toledana”, los encontramos alrededor de la Catedral.

Lo tradicional de este sabroso guiso es que no se usa sal en su aderezo y en su reemplazo se utilizan hierbas aromáticas que se impregnan en la carne para darle un suculento sabor y al cocerlo a fuego lento la carne queda tierna y jugosa. Si preferimos podemos acompañarlo con un buen vino, propio de la localidad.

Otros platos típicos en los que podemos saborear la perdiz son: perdiz escabechada, alubias con perdiz, perdiz asada, perdiz a la parrilla y otros.

En todas estas variedades, siempre encontraremos un plato exquisito y sabroso con la carne de la mejor ave que esta región nos ofrece.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...