Los extraños resultados del Safe Cities Index 2021

El Safe Cities Index 2021 se ha publicado y ha sorprendido eligiendo dos ciudades españolas dentro del top 21 elaborado con los puntos sumados en distintas categorías.

El Safe Cities Index 2021 se ha publicado recientemente y ha aportado, como todos los años, el listado de ciudades más seguras del planeta. No obstante, lo cierto es que la lista cada vez está degenerando más y convirtiéndose, a todas luces, en una manipulación en la cual seguro que hay mucho más tras bambalinas de lo que podamos imaginar. Porque si no, es difícil entender algunos de los resultados.

Hay que decir que este listado se realiza contabilizando los puntos que obtienen las ciudades en distintas categorías relacionadas con la seguridad. Por ejemplo, la seguridad relacionada con la salud, la seguridad digital, la seguridad personal o la seguridad del medio ambiente. Con esos datos, que son recopilados por medio de encuestas con ciudadanos, se obtiene un listado que permite guiar a los ciudadanos a la hora de saber en qué estado se encuentran las principales ciudades del mundo.

Los problemas son que, como decíamos, cada vez más se nota que hay pocos motivos por los que darle la credibilidad al listado. Por ejemplo, la encuesta en cuestión se ha realizado a menos de 1.000 personas. ¿Qué tipo de estudio internacional puede llegar a formar unos resultados sólidos y creíbles con esa cantidad de participantes?

Pero donde encontramos más incongruencias es en los propios resultados. El top 21 se encuentra liderado por Copenhague, seguido de Toronto, Singapur, Sydney, Tokio, Amsterdam, Wellington, Hong Kong, Melbourne, Estocolmo y Barcelona en la posición 11. Siguen la lista Nueva York, Frankfurt, Washington, Londres, San Francisco, Osaka, Los Ángeles, Zurich, Chicago y Madrid.

Se puede analizar este listado con lupa y pinzas. Primero, nos alegramos de tener dos ciudades españolas en el top 21. Barcelona está en la posición 11 y Madrid en la 21. Sería un tema abierto a debate, porque hay muchas personas que discutirían que la ciudad condal sea, al menos hoy día, más segura que la capital. Por otro lado, este listado nos dice que Tokio es más segura que la ciudad japonesa Osaka, lo cual es un poco debatible a la vista de la realidad (aunque hay que decir que en Japón hay cada vez más crimen).

Pero lo que más nos llama la atención es la cantidad de ciudades norteamericanas que hay en la lista y que nos hacen levantar todas las banderas rojas sobre si este estudio tiene alguna credibilidad. En el top 21 tenemos Nueva York por detrás de Barcelona, así como Washington, San Francisco, Los Ángeles y Chicago. Dejaríamos abierto las opciones de Washington y San Francisco, pero ¿Nueva York, Los Ángeles y Chicago? ¿de dónde ha salido este listado de ciudades más seguras?

Para que Nueva York, Los Ángeles y Chicago estén en la lista, no nos cabe duda de cómo las opiniones recogidas en la encuesta tienen que haber procedido de algunos de los barrios más adinerados de cada una de las ciudades. Esto, sin duda, no es una forma objetiva de hacer un estudio. Y cualquier estudio que ponga Los Ángeles en una lista de ciudades seguras, está claro que cojea por algún lugar. Seguramente los responsables que han realizado el estudio, un equipo de profesionales con muchos títulos y una gran cantidad de etiquetas, han recurrido a la letra pequeña y a lo más rebuscado que han podido para justificar la presencia de estas ciudades norteamericanas.

Por ejemplo, darles muchos puntos por lo avanzadas que están en temas de ciberseguridad. O por lo que ofrecen en cuanto a seguridad medioambiental. No se nos ocurre otra forma de conseguir cuadrar los datos, aunque ya son varios años en los que este listado de ciudades más seguras es tenido menos en cuenta y convertido en un mal reflejo de lo que fue en el pasado. Sobre todo, después de un año como 2020, en el cual todo el mundo estuvo encerrado prácticamente sin hacer nada, resulta extraño que se elabore una investigación como esta y que intente parecer seria y creíble.

Como decíamos, no nos vamos a quejar de las dos presencias españolas. No diremos que Tokio no se merezca una quinta posición, porque, aunque lideró en el pasado, los incidentes se están acumulando cada vez más y comienza a ser un lugar en el cual no te puedes fiar de nadie (hay muchos ataques indiscriminados de personas con cuchillos y gente que pierde la razón sin explicación alguna). Pero lo de las ciudades estadounidenses no nos cuadra.

Suponemos que, a este ritmo, y exagerando rozando el absurdo sin ánimo de ofender, la lista del próximo año 2022 mostrará la entrada en el listado de alguna ciudad de Corea del Norte. Si hay dinero de por medio o algún tipo de favores, seguro que acaba siendo algo posible. Buscarían la forma de apoyar la decisión con datos o con una encuesta en la que hayan respondido 800 personas coaccionadas por los soldados del gobierno norcoreano. En definitiva, una pena porque el Safe Cities Index era, cuanto menos, un documento interesante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...