Los encantos de Estambul

Estambul es una ciudad con enorme encanto. Ha de ser por su rico pasado, ya que fue capital de tres de los más grandes imperios de la Historia, o por su presente, avanzando cada día más en el mundo occidental. Aquí te mostramos lo que no puedes perderte en tu visita a la ciudad turca.

Una de las ciudades que todos debemos visitar al menos una vez es Estambul. No hay dudas de que la ciudad turca es una de las más complejas del mundo, en el sentido de gentes y cosas que allí podemos ver. Está en medio de dos continentes, de dos mundos totalmente diferentes, pero también entre la modernidad y la antigüedad con lo que conocerla será una experiencia inolvidable para todos nosotros.

Detalle interior de Santa Sofía

Podríamos llegar a necesitar una Guía de Estambul para no perdernos detalle alguno, pero también es verdad que todos nosotros sabemos más o menos lo que no podemos dejar de conocer. Santa Sofía es el ejemplo más claro de ello, una de las verdaderas obras maestras del arte bizantino.

Pero la historia no se queda solo allí, pues no olvidemos que Estambul fue la capital de tres grandes Imperios, Roma, Bizancio y Otomano, con lo que cada detalle de la ciudad nos hará recodar a una de ellas o, por qué no decirlo, a las tres dado que muchas costumbres permanecieron pese al cambio de nombre que pudo tener. ¿Qué otra cosa no podéis dejar de hacer en Estambul? Un paseo en barco, y seguro que no lo olvidaréis…


Hacer un paseo por el Bósforo en barco es una experiencia increíble e inolvidable. Pocos sitios se prestan para llevar adelante esta breve excursión y éste es uno de ellos. Otra actividad que no podéis desaprovechar es visitar los mercados y comenzar a comprar cosas casi sin poder detenernos. Eso sí, nunca paguéis el primer precio que os digan, regatead al máximo que podréis comprar todo por un precio mucho más bajo.

Palacio Topkapi

Si el vendedor no quiere bajar el costo y vosotros os dais la vuelta, con seguridad os perseguirá aceptando la propuesta que le habéis planteado. Es que vamos de turistas y como muchos sois tímidos, termináis pagando mucho más dinero del que deberíais. Con algo de paciencia y atrevimiento, en el buen sentido de la palabra, conseguiréis precios razonables en todo.

Para finalizar el recorrido, no podéis dejar de recorrer el impactante Palacio Topkapi, que nos muestra el verdadero esplendor que tuvo el Imperio Otomano cuando aquí se instaló la capital, Constantinopla.

Imagen Santa Sofía: Lohen11 en Wikimedia
Imagen Palacio Topkapi: Gustavo en Picasa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...