Las papeleras van a desaparecer de Tokio

Las estaciones de tren de Tokio eliminarán sus papeleras como forma de aumentar el nivel de seguridad.

No es que Tokio tuviera muchas papeleras. En realidad, Japón es conocido por ser un país en el que la ausencia de papeleras llama la atención. Para el turista se convierte en un serio dolor de cabeza. Por lo general, damos por hecho que todos los países tienen papeleras y, cuando viajamos, no nos preocupamos demasiado por lo que haremos con esos residuos que vamos acumulando a lo largo del día. En Japón, esa preocupación se tiene que elevar a la máxima expresión, dado que es muy poco habitual encontrar papeleras.

Y ahora, tal como ha anunciado el gobierno, todavía habrá menos papeleras. Las únicas papeleras que todavía quedaban en la capital, eran las que se encontraban en algunas de las estaciones de metro y tren. Estas papeleras solían ser el refugio de quienes acumulaban residuos durante las últimas horas, quienes veían en ellas la forma de desprenderse de papeles, envoltorios y otros elementos que suelen quedar después de comer algo.

Pero el gobierno ha anunciado que esas papeleras también desaparecerán y que, por lo tanto, Tokio será ciudad sin papeleras. ¿Qué motivos llevan a que la administración del ayuntamiento haya tomado esta decisión y cómo reaccionan los ciudadanos a ello?

El motivo principal que se argumenta para retirar las papeleras de las estaciones es aumentar el nivel de seguridad de la ciudad. Al gobierno le preocupa que las papeleras se puedan utilizar como punto de acción de ataques terroristas y otro tipo de ataques. Valoran que es arriesgado tener papeleras en las que se pueden depositar elementos que amenacen la seguridad de los ciudadanos. Y mencionan que no pueden continuar monitorizando todas las papeleras para asegurarse de que no hay ningún tipo de riesgo. Por supuesto, el “poder” o “no poder” en este tipo de casos, es ambiguo. Tampoco se puede decir que no sea decepcionante que Japón, donde se han visto iniciativas muy tecnológicas, como los robots que ya sirven la comida en muchos restaurantes del país, no se pueda pensar una solución alternativa para no retirar las papeleras.

¿Tan difícil es instalar papeleras que detecten el tipo de residuos que se están introduciendo en ellas y puedan avisar de una situación peligrosa? No obstante, lo más posible es que la excusa del peligro sea solo una justificación para la eliminación de las papeleras y así no necesitar empleados que se dediquen a la retirada de los residuos. Como seguro que habéis oído, Japón es un país libre de personas de limpieza en las calles y donde no es normal ver basureros o barrenderos ocupándose de que todo esté limpio. Principalmente, porque los ciudadanos están educados e instruidos para no ensuciar. No obstante, cada vez más se nota que es algo que se va perdiendo entre las nuevas generaciones. Y, antes o después, Japón tendrá que ver la necesidad que tiene de poner trabajadores que se ocupen de mantener las ciudades bonitas.

Volviendo al asunto de las papeleras. El gobierno también argumenta que ha tomado esta decisión porque la mayoría de sus ciudadanos tiene la costumbre de guardar su propia basura en una bolsa de plástico y llevársela a casa para luego tirarla allí. No se puede decir que no sea verdad, dado que es habitual ver a los japoneses con sus bolsas de plástico llenas de residuos. Pero, al mismo tiempo, tampoco se puede decir que no sea algo poco limpio y, en cierto modo, desagradable. ¿Por qué tengo que ir de lado a lado con los residuos que genero desde las 7 o 8 de la mañana hasta la noche cuando vuelvo a casa después del trabajo?

Ahora la duda está en saber si Japón continuará haciendo su capital cada vez más hermética por medio a los ataques o si se detendrán en la eliminación de las papeleras. Porque, si pensamos críticamente la decisión que han tomado, ¿No resulta más arriesgado tener dos máquinas expendedoras de bebidas por metro cuadrado? Nadie sabe qué se puede dejar en la bandeja de recepción de las bebidas, por no decir que la mayoría de estas máquinas tienen sus propias papeleras para recoger latas y botellas.

Todo ello teniendo en cuenta que Japón es uno de los países más seguros del mundo y donde se han registrado históricamente menos ataques en tiempos modernos, hace que la decisión del país y esa lucha personal contra las papeleras, resulte chocante. Pero es una batalla perdida. Por ello, si estáis pensando en visitar Japón en el futuro, os recomendamos que tengáis en cuenta que necesitaréis unas bolsitas de plástico en las que ir guardando todos los residuos a lo largo del día hasta que los tiréis a la basura al volver a vuestro hotel o apartamento.

Y sí, aunque Japón no tiene papeleras, sí cuenta con cientos de cabinas telefónicas que todavía están por las calles. Pero ya sabemos que es un país de contrastes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 2
Loading ... Loading ...