Las luces de Piccadilly se toman un descanso

Piccadilly Circus se toma un descanso en cuanto a su iluminación para renovar las instalaciones y destacar más.

Piccadilly circus

Piccadilly Circus, la plaza más famosa de Londres, no brillará igual durante unos meses. Uno de los lugares más emblemáticos de la capital británica tendrá apagadas sus seis carteleras publicitarias hasta el próximo otoño.

Desde que se encendieran por primera vez las luces en el mítico lugar a finales de 1890, la plaza de Piccadilly siempre había brillado con luz propia. Ahora la empresa propietaria de la iluminación publicitaria, Land Securities, ha tomado la decisión de apagar estas luces para que sean reemplazadas por una gran pantalla digital. Con esta iniciativa la compañía quiere que Piccadilly Circus luzca una imagen más renovada y moderna pero sin perder la esencia añeja que representaban sus clásicas luces de las carteleras.

La nueva pantalla contará con 784 metros cuadrados para publicitar un gran número de marcas de diferentes empresas que a día de hoy ya se han mostrado interesadas en el proyecto. Así esta plaza contará con la pantalla digital de mayores dimensiones de Europa, aunque mantendrá la forma redondeada de las luces que han habitado en Piccadilly durante más de un siglo.

Desde finales del siglo XIX Piccadilly Circus siempre ha contado con una de las más llamativas iluminaciones del mundo. Gracias a ellas se han publicitado miles de marcas y empresas, siendo Perrier la pionera en 1908. Pocas veces hemos podido ver esta plaza completamente a oscuras. La primera de ellas fue durante la II Guerra Mundial para despistar a los alemanes y evitar un posible bombardeo. La segunda con motivo del funeral de Winston Churchill en 1965 y por último en 1997 se apagaron las luces para dar el último adiós a la Princesa Diana.

Ahora 20 años después del último “apagón” Piccadilly Circus volverá a estar sin brillo hasta otoño para dar paso a la era de las nuevas tecnologías con una gran pantalla digital. Aunque no es la primera vez que estas carteleras sufren modificaciones, puesto que en 1998 ya se reemplazaron las bombillas de entonces por luces de neón. En cualquier caso, nos quedan unos meses de espera hasta poder volver a ver la plaza londinense en todo su esplendor. Eso sí, cuando llegue el día seguro que los millones de visitantes que pasean por este lugar año tras año se quedarán boquiabiertos con la nueva imagen de Piccadilly. Ya estamos impacientes por ver el resultado a la vista de cómo Piccadilly se ha convertido en santo y seña del Londres más céntrico y moderno.

Foto: Skitterphoto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...