La vuelta de Broadway anima el turismo en Nueva York

El esplendor de Broadway vuelve a brillar gracias a la vuelta de cuatro de sus musicales más famosos.

El pasado 14 de septiembre Broadway volvió a abrir sus puertas. Lo hizo después de 18 meses con las persianas de los teatros echadas. Para el mundo de la interpretación, de los musicales y del buen entretenimiento en vivo, no se había producido una situación tan drástica como esa en mucho tiempo. Por ello, todos los implicados, profesionales y espectadores, esperaban impacientes que se produjera el regreso a los teatros y que las luces y los sonidos llenaran de vida la región.

Ahora que las obras han vuelto a representarse, los pronósticos apuntan a que Nueva York verá un impulso turístico casi sin precedentes. Porque, si nos fijamos en la respuesta que han tenido las cuatro obras que se han reestrenado, está claro que el mundo se encuentra ansioso por volver a disfrutar con este tipo de espectáculos en vivo.

Las obras que ya se están llevando a cabo de nuevo son Hamilton, Wicked, Hamilton y El Rey León. Tres de ellas son históricas y representan parte del sabor más auténtico de Broadway. Porque El Rey León lleva en cartel la friolera de 23 años, mientras que Wicked ya firma 17 años y Hamilton va por sus seis años. Las tres juntas suponen el trío imprescindible que todo aficionado al teatro y musical debería ver en vivo.

En el día del estreno y de la vuelta a los teatros, los espectadores tuvieron algunas sorpresas inesperadas, como encontrarse con algunos de los genios que se encuentran detrás de estos musicales. Además, en Wicked, una de las veteranas artistas del reparto original apareció en escena para firmar uno de esos momentos absolutamente memorables.

Son muchas las emociones que se han sumado en quienes han tenido la oportunidad de volver a Broadway, tanto profesionales como espectadores. Hay un sentimiento liberador, una sensación que libera el espíritu para que, después de todo lo que ha ocurrido, se pueda volver a vivir la emoción de una afición como esta. Es cierto que el momento por el que pasa el mundo todavía no es el ideal y que todavía continúan infectándose personas y falleciendo otras. Por eso, hay quienes esperarán un poco más para ir al teatro.

No es una mala idea, lo que está claro es que es una buena noticia saber que, cuando ya estemos listos para este tipo de actividad que nos ayude a volver a nuestro camino, los teatros estarán ahí, esperando con sus próximas sesiones a dar ese entretenimiento tan necesario a veces.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...