La melodía de Viena

La ciudad de Viena conserva ese aire imperial de un pasado prioritario en la historia del viejo continente. A destacar la gran importancia que tuvo en la historia de la música

Si hablamos de Viena es hacerlo de una de las ciudades históricas más poderosas de la historia de Europa. Es también referirnos a los Habsburgo que desde 1278 hasta 1918 estuvieron gobernando desde esta bella urbe gran parte del viejo continente. Pero sobre todo es descubrir un destino lleno de monumentos imperiales y un tesoro cultural con personalidad propia.

Un paseo por las elegantes calles de Viena

Uno de los aspectos que llamarán la atención a aquellos que no han visitado Viena es su elegancia, su majestuosidad, características dignas de lo que fue capital de un Imperio tan poderoso como lo fue el austrohúngaro. Sin embargo, yo opino que hay ciertos espacios que no suelen estar en las webs de viajes pero que ofrecen lo mejor de cada lugar. Me refiero a los parques y jardines, de los que se aprecia los cambios según los países.

En este sentido, el Stadtpark es un majestuoso parque de estilo inglés de más de 65.000 metros cuadrados que están partidos en dos partes por el río Wien. Es tal la extensión y la belleza de este parque que los vieneses no dudan en aprovechar el buen tiempo para acudir y disfrutar de la primavera o del verano gracias a su extensa vegetación. Además, para aquellos turistas intrépidos se podrán encontrar un monumento dedicado a Johann Strauss, realizado en bronce y que desde 1921 parece poner una música inaudible a la armonía del parque.

Precisamente esta bella estatua nos permite introducir uno de los elementos que caracterizan la ciudad: su peso en la historia de la música. No solo fue Johann Strauss, sino que también nacieron otros grandes genios como Beethoven o Mozart. Además, tiene una de las óperas más importantes del mundo. Y en este contexto nos encontraremos con la Ópera Estatal de Viena, cuyo edificio se inauguró allá por el año 1869. Repasando su historia vemos que el arquitecto que lo diseñó se quitó la vida tras la decepción sufrida por parte de los vieneses, que se tuvo que reconstruir durante 10 años tras estar gravemente afectado por la Segunda Guerra Mundial, etc.

Y para acabar con nuestro particular recorrido por el universo musical de Viena una buena oportunidad sería visitar la Casa de Mozart. De este lugar destaca la explicación de algunas informaciones de su biografía muy interesantes como su relación con los masones, su afición a los juegos o los lugares en los que tocaba.

Fotografía: Chapuisat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...