Hong Kong la perla oriental que más brilla

Hong Kong es una ciudad única en la que el mundo más tradicional y oriental convive con la parte más moderna que se personifica en sus incontables rascacielos

En un mundo tan globalizado en el que la mejora de los transportes aéreos y, sobre todo, su la llegada de vuelos baratos permite llegar a casi cualquier punto del planeta con facilidad, la mente del viajero aventurero se abre a más posibilidades. Por ejemplo, uno de esos destinos que todos hemos soñado alguna vez viajar es esa ciudad que parecía sacada de una película de ciencia ficción futurista. Mientras en nuestras calles apenas se levantaban unos pocos edificios de más de 30 plantas, en una ciudad oriental parecía crecer los rascacielos del suelo de forma natural. Es evidente que estamos hablando de Hong Kong.

Hablar de la llamada Perla Oriental es hacerlo de un territorio lleno de peculiaridades. Para empezar, hay que recordar que hasta 1997 fue colonia del Reino Unido y eso es lo que le ha configurado de esa forma tan peculiar. Porque lo hay que reconocer que Hong Kong es uno lugar único en el planeta y por eso si se pretende viajar allí, no basta con una o dos semanas, sino que se merece permanecer un periodo mayor porque es un territorio lleno de contrariedades, de polos opuestos que, sorprendentemente, crean una original harmonía. Actualmente, es una región administrativa especial de la República China.

Tan sólo poner los pies en suelo hongkonés para notar cómo el ritmo de vida es alto, muy alto en la zona urbana y financiera. Es un choque, ya que mientras tú estás de vacaciones, ellos están con su apretada agenda. Algo semejante a lo que ocurre con New York que no se camina sino que se corre. Como había comentado antes, son tantos los atractivos que resulta materialmente imposible enumerarlos todos. Pero hay unos que son imprescindibles y que no te debes perder por nada del mundo.

Y el primero que se debe visitar es el Pico Victoria. Eso sí, sólo si es un día despejado, ya que con niebla (algo muy habitual) no se podrá ver casi nada. El Victoria Peak es la montaña más alta de la isla, con 552 metros de altura. Se ha convertido en el lugar más turístico, ya que desde la cima se convierte en un mirador dónde se puede obtener las mejores vistas de todo el centro, lo que le convierte en el auténtico mirador de Hong Kong.

Con un paseo de tan sólo unos minutos, lo que tardaremos en recorrer desde el edificio The Center hasta el puerto, se puede disfrutar de un espectáculo de monstruos de cristal y cemento que se empeñan en tocar el cielo. Tengo que admitir que siempre he sido un gran admirador de los rascacielos que pueblan ciudades como Manhattan o san Francisco, y Hong Kong no está alejado de ellas. Es consecuencia del auge arquitectónico que vivió la ciudad durante las décadas de los ochenta y noventa. Esta estampa impresiona aún más por la noche.

La Bahía de Aberdeen es una zona de pesadores en la que gran parte de ellos viven en casas flotantes. Seguro que habrás visto en alguna ocasión esta zona pesquera que contrasta con los rascacielos que la rodean. Para el turista es recomendable visitarlo en el atardecer, por sus magníficas puestas de sol, y dar un paseo en barco por la bahía que los pescadores os ofrecerán. Recordad que hay que negociar y no tengáis miedo de poneros duros, porque hay que regatear mucho porque los precios son elevados. Si queréis comer o cenar en esta bahía se puede en un lugar único, el restaurante flotante Jumbo Kingdom, el restaurante flotante más grande del mundo con capacidad para más de 2.000 personas.

Puede que la vieja colonia de Hong Kong no cuente con grandes monumentos artísticos como una Sagrada Familia o la Alhambra, pero los famosos Bank of China y Hong Kong and Shanghai Banking Corporation (HSBC) proporcionan al lugar la característica imagen de un centro económico siglo XXI. Estos edificios comparten protagonismo con el espectáculo de luces de colores del rascacielos The Center, o los bloques de aluminio del edificio del Centro de Convenciones y Exposiciones de Hong Kong y el altísimo Centro Financiero Internacional.

Pero no todo es modernidad en Hong Kong, porque hay una parte más tradicional que merece la pena visitarla. En esta línea, está el Gran Buda, que es una estatua de bronce de 34 metros de altura y 250 toneladas situada en lo alto de Ngong Ping, la parte más alta de la isla de Lantau. La construcción de la estatua finalizó el 28 de diciembre de 1993 convirtiéndose en la representación de buda sentado más grande del mundo. Está formada por 202 piezas de bronce. Esta estatua es una extensión del Monasterio Po Lin y simboliza la unión del hombre con la naturaleza. La estatua tiene como base una hoja de loto y está rodeada de pequeñas estatuas de dioses que representan la inmortalidad. Para subir hasta la estatua tendremos que superar los 268 escalones que la separan del suelo. Arriba, además de las magníficas vistas, podremos acceder al interior de la estatua donde hay una exposición permanente.

Opiniones KLMEn cuanto al Monasterio Po Lin, comentar que se trata del templo budista más importante de Hong Kong y tiene más de un siglo de historia. El recinto del monasterio comprende el templo, las casas de los monjes, un restaurante vegetariano y varias tiendas para comprar incienso. Al lado de las tiendas, se encuentran quemadores de incienso de diferentes formas y tamaños donde podremos dejar nuestra ofrenda recién comprada. En el templo hay tres estatuas de Buda que representan el pasado, presente y futuro. En su interior podremos ver inscripciones budistas y, si tenemos suerte, tendremos la ocasión de ver a los monjes en pleno oficio.

En el vuelo Madrid-Hong Kong de KLM se puede comprobar que las opiniones son bastante positivas. Lograr un 4 sobre 5 en un vuelo de estas características hay que aplaudirlo. Mucho tiene que ver que KLM es una de las compañías con más experiencia en este tipo de vuelo. El embarque y la gestión de maletas, dos de los elementos más polémicos en los vuelos, logran unas calificaciones de excelentes. Y es que la experiencia en un grado.

Fotografía: jaaronfarr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...