El complejo Hofburg, mucho más que el Palacio Imperial de Viena

Dentro del enorme complejo se encuentra una antigua escuela de equitación de caballos españoles.

complejo

Cuando visitamos la preciosa ciudad de Viena (capital de Austria), la mayoría de nosotros piensa en que quiere empaparse de la historia y vida de la conocida emperatriz Sissi. Es por ello que la visita al Palacio Imerial de Hofburg es una visita casi obligada. Además de ser el más grande de la ciudad, allí vivieron la mayor parte de la realeza austríaca y de los emperadores del país y Austria-Hungría. Y, como no, su interior alberga un museo de Sissi y los salones imperiales. Pero es que, también, y es algo que no se tiene demasiado en cuenta, el complejo cuenta con otros importantes atractivos.

Su iglesia, la Augistinerkirche, es uno de los edificios a tener en cuenta. Se erigió en el siglo XIV y posee uno de los mejores interiores góticos de todo el país. Su capilla, Loreto, contiene urnas de plata que contienen los corazones de la familia Hasburgo (cuya dinastía residió en el palacio durante más de 600 años. Los domingos es el día de mayor afluencia a este recinto, ya que se ofrecen conciertos de Schubert y Haydn en su interior.

El enorme complejo cuenta asimismo con una escuela de equitación, la Escuela Hípica Española que, según los historiadores, se fundó en 1572 con el objetivo de cultivar las habilidades clásicas de la alta equitación con caballos españoles. En la actualidad, se llevan a cabo exhibiciones en el edificio, que fue obra de Josef Emanuel Fischer von Erlach de 1729 a 1735.

Con respecto a sus espectaculares jardines, se diseñaron a partir del espacio que quedó tras el increíble paso de Napoleón por Viena, que arrasó con todo lo que pudo. Los Hasburgo encargaron dos enormes espacios a los que no les faltó ningún tipo de detalle. Por una parte, el Volksgarten, que abrió al público en 1820; por otra, el Burggarten, que no lo hizo hasta 1818.

También dentro de este enorme complejo se halla la Biblioteca Nacional de Austria, en la que encontrar toda la dilatada historia de este país, y el Schatzkammer, 21 salas que albergan el Tesoro o Schatzkammer, es decir, todos los tesoros que amasaron los Hasburgo durante sus largos años de gloria. Piezas de porcelana, plata, oro, reliquias del Sacro Imperio, joyas de la Corona y objetos litúrgicos son algunas de los increíbles objetos que hallaremos allí.

Por supuesto que merece la pena dar una vuelta por el museo de Sissi, pero, como hemos podido ver, hay mucho más con lo que deleitarse.

Foto: Francisco Antunes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...