¿Cuáles son las ciudades más frías de Europa?

Las capitales más frías de Europa se encuentran en los países nórdicos. También destaca el frío en Moscú, Tallin o Vilna y en la parte más septentrional de Finlandia, donde podemos encontrar la casa de Papá Noel.

Las ciudades más frías de Europa se encuentran, como era de esperar, en el norte del continente, algunas de ellas rozando el círculo polar ártico. Estas ciudades se caracterizan por tener un largo invierno a temperaturas muy bajas y un verano muy suave y corto en el que los termómetros tampoco suben demasiado. Vamos a repasar los atractivos de las tres capitales de Europa más frías:

  • Helsinki, la capital de Finlandia, es la más fría con una temperatura media anual de 5 grados Celsius positivos aunque en invierno se sitúa cerca de los tres grados negativos y su mínimo histórico es de -34ºC. Situada cerca del mar Báltico, Helsinki es la segunda capital más al norte del mundo. Se caracteriza por su arquitectura funcional y una mezcla particular de elementos orientales y occidentales.

Luces de medianoche en Laponia

  • Estocolmo, la capital de Suecia, también sufre las inclemencias del tiempo nórdico, pero sus fríos inviernos son algo más suaves que en otras ciudades de esas latitudes. La temperatura media anual es de 6 grados y en invierno es de 0 grados Celsius, aunque muy a menudo se sitúa en números negativos. La oferta de atracciones, museos y eventos culturales de Estocolmo es muy variada y en ella se combinan belleza natural y urbana.
  • Oslo es una pequeña ciudad para ser la capital de Noruega. Combina un carácter de provincias con precios muy altos y edificios modernos, pero aún así es una ciudad atractiva para el turismo. En invierno la temperatura oscila entre 1 grado positivo y 5 negativos, mientras que en verano la media es de unos 15 grados Celsius.

Nos hemos centrado en las capitales, por ser destinos turísticos preferentes, pero si queremos realizar un viaje especial a una ciudad europea realmente gélida, no podemos olvidarnos de Rovaniemi, en el norte de Finlandia. Tan solo con mencionar que es la capital de la provincia de Laponia, el hogar de Santa Claus, ya nos podemos hacer una idea de la climatología que allí nos espera. En esta ciudad, de hecho, se encuentra la Santa Claus Village, considerada como la residencia oficial de Papá Noel y donde se puede ir a conocerlo, enviarle una carta desde su oficina de correos o dar un paseo. Al encontrarse tan al norte, en Rovaniemi podemos disfrutar de 183 días de nieve al año y del sol de medianoche (debido a la inclinación de la tierra no anochece completamente). La temperatura media en esta ciudad es de 0,2 grados positivos y se ha llegado a registrar una mínima de menos 45 grados Celsius.

Fuente | Dan Baker

Foto | ArcticBjarki en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...