Bilbao, una ciudad en torno al Guggenheim

Arte y tradición se entrelazan para formar la cosmopolita Bilbao. Destino turístico por excelencia por su riqueza arquitectónica y punto emblemático de la gastronomía vasca.

gugenh

Obras de Egon Schiele y Claes Oldenburg

Ponte tus mejores botas, un buen abrigo y no olvides el gorro. Nos encanta vivir el invierno, sobre todo en nuestros viajes, hoy queremos contaros cual va a ser el destino favorito de esta temporada. Nos dirigimos al norte de la península, y entre montañas y la fuerza del río Nervión  que baja hasta el Cantábrico, descubrimos Bilbao.

Grandes proyectos arquitectónicos han servido para impulsar esta ciudad que en los últimos años ha sabido combinar sus fortalezas, como la gastronomía tradicional vasca y su riqueza enológica , creando una atmósfera emblemática que podremos respirar profundamente en el corazón del País Vasco. Uno de sus enclaves turísticos y culturales es, sin duda, el espectacular Museo Guggenheim. Esta escultura de titanio, piedra y cristal esconde un amplio número de galerías que sorprenden por su forma y disposición, una espiral artística que un lucernario cenital corona en forma de flor metálica. Una explosión de diseño y cultura que ya se considera el símbolo de la capital vasca, a parte del motor que ha posibilitado la regeneración urbanística, económica y social de la ciudad.

Queremos detenernos un poco más en el singular museo, pues en octubre celebraron su decimoquinto aniversario. Todo un acontecimiento que Bilbao no pudo pasar por alto sin una celebración adecuada a su nivel. La propuesta partía de un objetivo por potenciar las nuevas vías de información, y lo hicieron de la mejor manera. De la mano de la agencia BLOPIES se invitó a 11 bloggers de relevancia internacional de Italia, Francia y España para que conocieran de cerca la ‘experiencia Guggenheim’, con el valor añadido de visitar los entresijos de la cosmopolita ciudad. Diferentes técnicas y medios de expresión se plasman en el centenar de exposiciones que han pasado por esta cuna del arte contemporáneo, acompañados por más de 14 millones de personas que han contribuido a su crecimiento. En esta ocasión especial han dado el privilegio a los bloggers, especialistas en arte, cultura y turismo, de disfrutar de las dos últimas colecciones que alberga el Guggenheim para presentar ante el universo 2.0, las espectaculares obras de Egon Schiele y Claes Oldenburg.

El universo creativo del expresionista austriaco Schiele, permite que cada uno de sus cuadros nos introduzca en un estallido de color y desconcertantes motivos que evocan el erotismo explícito a través de dibujos, acuarelas y fotografías. Un recorrido apasionante por una obra revolucionaria, con una elevada aportación artística, que posibilitó la repercusión internacional de este autor. Nosotros tenemos la oportunidad de disfrutarla y a apreciarla hasta el día 6 de enero, apunta bien la fecha y no olvides incluirla en tu agenda cultural.

Por amor al arte, el equipo del Guggenheim ha querido recoger la obra única de pionero del Pop Arte Claes Oldenburg. Una colección que es posible que no vuelva a ser presentada en ningún otro lugar, pues la fragilidad de sus materiales dificulta juntar tal cantidad de obras del autor sueco. Un festival de sensaciones se expanden a sus anchas en este conjunto artístico que sorprende a todos los visitantes del museo. Dimensiones extraordinarias, irónicas presentaciones de objetos cotidianos de los sesenta e innumerables menciones a Mickey Mouse son algunas de las pistas que te damos sobre la exposición, ahora te toca a ti completar el recorrido. Tienes hasta el 17 de febrero para conocer esta peculiar expresión artística y perder la cabeza por la inigualable obra de Oldenburg.

La mañana en el museo nos va a dejar exhaustos. Empieza a conocer Bilbao por sus bares, la mejor manera de hacer turismo para muchos. Rutas enogastronómicas que enamorarán a los paladares más exigentes. Capital del bacalao y los pintxos, podrás elegir entre la cocina tradicional y la más vanguardista, sin alejarte de las materias primas de la mejor calidad. Tu eliges qué prefieres, pero no puedes abandonar Bilbao sin cumplir el ritual del txikiteo. Todo buen vasco te recomendará que antes de sentarte a comer disfrutes de vasitos chatos de vino en diversos bares para ir abriendo el estómago. Cosechas de la zona que mezclarán sus aromas con el encanto de esta ciudad.

Vive Bilbao y disfruta del sinfín de atractivos de la capital. Modernidad con tradición crean una estampa invernal perfecta, no te lo pierdas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...