Bilbao, la capital de Bizkaia

La ciudad de Bilbao ha sufrido en los últimos quince años una gran transformación y se ha convertido en una ciudad cultural y financiera muy importante. Uno de los lugares donde se encuentran muchos destinos turísticos es el casco antiguo y el paseo de Abandoibarra, donde se encuentra el famoso Museo Guggenheim.

Bilbao, ciudad llena de energía, es una ciudad que bien puede verse en una escapada de fin de semana, pero no a fondo. Para verlo y vivirlo por completo, el turista debería quedarse varios días. No obstante vamos a describir qué es lo más interesante que no debería perderse ningún viajero si visita la ciudad de Bilbao. Además, aparte de todo lo que vamos a describir, recomendamos utilizar el metro de la ciudad, a través del cual el turista puede moverse cómodamente. Para visitar Bilbao hay que organizarse, ya que hay mucha arquitectura, cultura y gastronomía típicas de esta ciudad a orillas de la Ría de Bilbao.

La ciudad de Bilbao.

Antes que nada cabe explicar que Bilbao ha tenido durante muchos años una zona llamada Abandoibarra, en el barrio de Abando. Esta zona ha sido durante años una zona muy industrial ya que algunas empresas habían utilizado la ría para transportar sus mercancías al puerto de Bilbao o como almacén. Hace años que esta ciudad se ha dedicado a regenerar esta zona y la ha convertido en el centro turístico y cultural que es ahora.  Así pues, en el paseo de Abandoibarra, que es bonito de visitar tanto de día como de noche, se encuentran edificios tan importantes como el famoso Museo Guggenheim, el Palacio de Euskalduna, el Puente de Deusto, el Museo Marítimo Ría de Bilbao, el Parque Iturriza Doña Casilda, etc.

En la zona del casco viejo podemos ocupar un día entero paseando, viendo cultura, edificios, iglesias, etc. Además, es aquí donde podemos comer los mejores pinchos en Bilbao y visitar una parte de la arquitectura de esta ciudad. En el casco viejo se encuentran la Iglesia de San Antón (tanto la iglesia como el puente son los que aparecen en el escudo de Bilbao), el Santuario de Nuestra Señora de Begoña, una preciosa iglesia en medio de parques cuya virgen, «Amatxo», es muy querida por los bilbaínos y aunque está un poco alejada del centro, su visita es casi irrenunciable. Como edificios o lugares recomendables destacan el Mercado de La Ribera, la Iglesia de la Merced, el Museo de Arte Sacro, la Catedral de Santiago, el Palacio John  (o Edificio de la bolsa, desde donde se disfruta de una preciosa vista de la Basílica de Begoña), etc.

Otros lugares que si tienes tiempo puedes visitar, además de sus numerosos puentes o pasarelas que conectan una parte y otra de la ría, son: el Ayuntamiento, el Campo Volantín (está situado en el lado derecho de la ría y es un paseo precioso lleno de árboles, palacetes y chalets que tienen un recorrido muy típico de Bilbao entre el Ayuntamiento y la Plaza de la Salve), el Palacio de Ibaigane, el Teatro Arriaga, las torres de Isozaki, el Arenal, etc. Si queremos tener unas vistas de Bilbao impresionantes, a través del funicular podemos acceder al Monte Archanda, donde hay un mirador. Gernika y la ermita de San Juan de Gaztelugatze son lugares próximos a Bilbao que tampoco deberías perderte.

Foto | dbaron en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...