Belfast, superando el conflicto

Mural Bobby Sans

Cuando se está más cerca de un final pacífico y político en el conflicto de Irlanda del Norte, es una buena opción visitar su capital, Belfast. Precisamente, puede ser que la atracción más distintiva de la ciudad sean los murales que pueblan algunos de los barrios católicos y protestantes más representativos, Falls Road y Shankill, respectivamente.

Uno de los sitios que más impresionan al visitante es la Peace Line, el muro que separa Falls Road de Shankill. Aunque ahora su puerta está abierta, no ha sido siempre así. Los barrios pueden diferenciarse por la tipología de sus murales. Los de los católicos recuerdan las matanzas efectuadas por los británicos e invocan el IRA y la unidad de Irlanda. Mientras, en las zonas protestantes, abundan las referencias a la corona británica y a los grupos paramilitares lealistas. Además, las aceras y los postes están marcados con los colores de la «Union Jack», la bandera del Reino Unido.

Albert's ClockEn la oficina de turismo o en la mayoría de hoteles se puede contratar una ruta en taxi por los barrios católicos y protestantes, conocidos como los Black Taxi Tours, en que los conductores muestran los murales y zonas más representativas y cuentan a los pasajeros algunos de los episodios más significativos.

Pero la ciudad cuenta con otros rincones de interés, como el City hall, el edificio del ayuntamiento, que ofrece visitas guiadas gratuitas. Enfrente, se encuentra la Linenhall Library, construida en 1788. Es la última biblioteca que funciona por suscripciones particulares en toda Irlanda y cuenta con un importante fondo bibliográfico sobre temas irlandeses.

También se pueden ver la torre Albert’s Clock, la Catedral Saint Anne, el moderno auditorio Waterfront Hall a orillas del río Lagan, el mercado St George, que funciona desde 1890, y el Crown Liquor Saloon, el pub más antiguo de la ciudad. Además, vale la pena visitar el edificio victoriano de la Queen’s University y los cercanos jardines botánicos.

StormontFuerade la ciudad, se hallan el parlamento y los jardines de Stormont, donde se ubica la Asamblea de Irlanda del Norte. En la parte norte, el castillo, que data de 1870, ofrece fantásticas vistas de la capital norirlandesa. Se puede aprovechar la visita al edificio para comer en su restaurante y para hacer una excursión a pie por el turón en que está ubicado, el Cave Hill.

Fotos: Albert González

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...