Basilea, en la esquina de tres países

Al hablaros de Lucerna ya hemos destacado cómo de aptas son las ciudades suizas para una escapada navideña. Pero como no existen vuelos directos hasta esta localidad, básicamente porque no tiene aeropuerto, en este artículo trataremos de otra hacia la que sí es posible hacer una escapada low cost de un par de días: Basilea.

Al hablaros de Lucerna ya hemos destacado cómo de aptas son las ciudades suizas para una escapada navideña. Pero como no existen vuelos directos hasta esta localidad, básicamente porque no tiene aeropuerto, en este artículo trataremos de otra hacia la que sí es posible hacer una escapada low cost de un par de días: Basilea.

Casas típicas en Basilea


Se trata de la tercera localidad más poblada de Suiza y se extiende en la frontera con otros dos países: Francia y Alemania. Por ello se la denomina popularmente Dreiländereck, que literalmente significa «esquina de los tres países». Es sobre todo conocida por su inmensa actividad cultural y ambiente universitario, dos motivos suficientemente atractivos para descubrirlo. Pero como toda ciudad, tiene mucho más que ofrecer.

Las fotografías más típicas del país las protagoniza el río Rin, las pintorescas casas a la orilla del mismo y los diversos puentes que lo cruzan. De entre todos ellos, el más destacado por antiguo es el Mittlere Brücke, de origen medieval. Las otras dos estampas más famosas las presiden dos edificios. Por un lado, la catedral, de estética gótica y cubierta de piedra arenisca, lo que la dota de un peculiar tono rojizo. En su interior se encuentra la tumba de Erasmo de Rotterdam. Por el otro, el Spalentor, la más imponente de las tres puertas de la muralla medieval que aún conserva la ciudad.

Otra visita imperdible en Basilea es el Ayuntamiento, también construido en piedra arenisca. Pero sobre todo es muy recomendable entretenerse dando un paseo por el casco histórico, uno de los más antiguos y mejor conservados del viejo continente. Tomar un chocolate caliente, degustar la gastronomía típica en algún restaurante o simplemente disfrutar del entorno, dándole un descanso a la cámara de fotos.

Tras descubrir lo más visible de la ciudad es el momento de adentrarse en ella, y un buen modo de hacerlo es visitando alguno de sus museos. Basilea es una de las capitales culturales de Suiza y de Europa, así que cualquiera que escojamos será una buena elección. En la web Museen Basel podéis descubrirlos uno por uno y escoger el que más os agrade. A modo de introducción, es recomendable una muestra de arte contemporáneo gratuita, y esto es lo que os ofrece la pintoresca Fuente de Tinguely, diseñada por el arquiteco Jean Tinguely en los años 70.

Como decíamos al principio, Basilea es una escapada perfecta para estas navidades. En su web de turismo encontraréis información detallada sobre qué hacer en Basilea por Navidad. Y como veréis, de ideas no faltan. Sin embargo, cualquier época del año es buena para descubrir esta ciudad. Elije la tuya y compra tu billete.

Foto: Metro Centric en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...