Aranjuez, una belleza Real

Palacios, jardines y casas reales nos esperan en el Real Sitio y Villa de Aranjuez. Un escenario sin igual que nos enamorará este otoño en cada uno de sus rincones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Palacio Real de Aranjuez

Ahora que entramos en Noviembre, el frío llama a nuestra puerta y apetece desempolvar las botas, los abrigos y los gorros y hacer una escapada de fin de semana. Con el amor que predicamos a nuestro país hoy vamos a hablaros de una ciudad que alojó a reyes y reinas en primavera y que este otoño quiere que tú seas su huésped.  El Real Sitio y Villa de Aranjuez es hoy una ciudad que desprende historia pero que se ha modernizado para ofrecer a sus visitantes una estancia inolvidable.

Situada en el ancho valle que forma la vega de los ríos Tajo y Jarama, descubrimos Aranjuez en un escenario natural privilegiado. A pocos kilómetros de la preciosa Toledo, cada vez son más los que desde hace años se dejan llevar por sus historias de príncipes y princesas recorriendo el municipio, declarado Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2001. La oferta cultural se completa con una arquitectura del siglo XIII y jardines que nos sorprenderán en cada rincón. La gastronomía de la zona será nuestro mejor aliado para disfrutar y entrar en calor en los meses que se avecinan.

Desde el Motín de Aranjuez en 1808, hasta la inspiración del compositor Joaquin Rodrigo en tan bella ciudad con su ‘Concierto de Aranjuez’, el Real Sitio respira historia en todas sus calles. Uno de los lugares más conocidos,visitados y bellos del municipio es el Palacio Real. Desde la orden de su construcción de Felipe II hasta la remodelación de Carlos III, este palacio se conserva en la actualidad en perfectas condiciones. Mantenido como Patrimonio Nacional, se levanta majestuoso a orillas de río Tajo. Las estatuas de los reyes Felipe II, Felipe V y Fernando VI son algunos de los símbolos reales que encontraremos, pues en la actualidad sigue siendo una de las residencias de la Familia Real Española. Las habitaciones del palacio convertirán nuestra visita en un viaje al pasado en el que nos imaginaremos corriendo por sus pasillos encorsetadas con un pomposo vestido.

Un  pequeño edificio que nos encantará conocer, se alza como un palacio menor dentro de los jardines del Príncipe. La casa del labrador se construyó por petición de Carlos IV y recoge en su interior uno de los conjuntos neoclásicos más importantes de Europa. La Sala de Billar, el Salón de Baile o el Salón de María Luisa son algunas de las habitaciones con más belleza y romanticismo del real palacete. Podremos imaginar un precioso baile cubriendo de historia y leyendas los salones que recorreremos.

Al rededor de estos palacios se extienden tres jardines reales: el jardín del Príncipe, el jardín de la isla y el jardín del parterre y del Rey. Vastos paisajes renacentistas, repletos de historia y conservados cuidadosamente . La casa de los Infantes y la Casa de los Oficios y Caballeros, serán, junto a la plaza de toros, lugares magníficos que no debemos perdernos en nuestro paseo por la histórica ciudad. Si los caprichos del tiempo así lo deciden, una visita a la real Aranjuez cubierta de un manto blanco convertirán el fin de semana en un recuerdo difícil de olvidar.

Nieve y temperaturas muy bajas nos animarán a descubrir los secretos de la gastronomía del municipio madrileño dentro de un entorno monumental. El faisán, la trucha y el espárrago son los principales productos de la tierra, que encontraremos cocinados con esmero en cualquiera de sus restaurantes. Sus extensos huertos de fresas convertirán este fruto en un manjar con el que aderezar nuestros postres.

Esplendor arquitectónico con aires reales en una ciudad rica en sus paisajes y jardines, que te espera con los brazos abiertos para descubrir uno de los tesoros mejor guardados de España.

Vía/ Turismo  Aranjuez

Foto/ Gusjer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...