A un paso de Lisboa

Visitamos Lisboa, una ciudad atrayente por donde se le mire. Estamos a un paso y los costos no son problema

Una frecuente consulta a la guía de Lisboa me fue enamorando paulatinamente de esta ciudad sin darme cuenta. Estando tan cerca de España y aún no había tenido la oportunidad de conocerla, pero ahora cada vez que tengo unos días libres me doy una escapada y recomiendo a todos que hagan algo similar. Las ofertas están dadas y el dinero no debe ser pretexto para postergar este viaje.

Vista de Lisboa tomada de Flickr

Vista de Lisboa tomada de Flickr

En cuanto a los vuelos, tranquilamente podemos acceder a billetes de avión por 15 euros y en cuanto a los vuelos, pues podemos alojarnos en un muy buen hotel por un promedio de 30 euros y quizá menos. El mejor lugar para alojarnos será entre La Plaza del Comercio y la Plaza Marqués de Pombal. En este tramo de calles y plazuelas menores encontramos muy buenas ofertas de hoteles con la ventaja de que están cerca de casi todos los puntos de ocio tanto diurno como nocturno en Lisboa.

Por un hotel de tres estrellas debemos estar pagando alrededor de 30 euros. Pero si queremos ahorrar al máximo, pues recomendamos buscar albergues que nos ofrecen alojamiento desde los 10 euros. La forma más bonita de tomar de la mano a la bella Lisboa es llegando hasta ella en coche. España tiene una efectiva red de autovía perfectamente comunicadas y señalizadas para llegar rápidamente al país vecino.


Si vivimos en Madrid, lo que podemos hacer para olvidarnos del stress del volante, es abordar el tren que sale todas las noches rumbo a la capital lusa y tarda unas diez horas en dejarnos en nuestro destino por un precio de alrededor de 60 euros. Pero si apenas tenemos un fin de semana o una escapada de entre semana, lo mejor será tomar el avión por unos 15 euros y en un abrir y cerrar de ojos ya estaremos disfrutando de nuestro destino.

Oceanário de Lisboa tomada de Flickr

Oceanário de Lisboa tomada de Flickr

Las plazas de Lisboa nos dan una muestra de la buena arquitectura de la ciudad. Hay que visitar la Plaza del Comercio, La Plaza del Rossio, y la Plaza del Marqués de Pombal. Pero nuestro interés debe estar en los monumentos de Lisboa. El Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belém, y el Castillo de San Jorge no deben ser pasados por alto. Podemos terminar yendo al Oceanário que es el segundo mayor de Europa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...