A puro ritmo en La Habana

La Habana es una de las ciudades más entretenidas de centroamérica. Ritmo, color y sabor alegran cada una de las noches en donde la única condición es divertirse

América Central es uno de los territorios más encantadores para descubrir. Es que más allá de su condición tercermundista, los atractivos y culturas que podemos conocer de una ciudad a otra son tan distintos como fascinantes. Desde las tierras caribeñas hasta las leyendas indígenas, todo tiene algo muy interesante que ofrecernos a los viajeros.

Los bares se colman de gente que busca divertirse

Lógicamente, pensándolo de esta manera son muchas las opciones que tenemos para elegir y un solo destino parecería no ser suficiente. Sin embargo, como no podemos estar en varios lugares diferentes al mismo tiempo ni tampoco podemos hablar de todos ellos en un simple post hemos decidido centrar nuestra atención en una urbe muy particular.

Los vuelos baratos a La Habana nos permiten llegar a la capital de la República de Cuba. Ésta, la más grande de las islas de las Antillas Mayores no sólo se la conoce internacionalmente por los problemas políticos con Estados Unidos o por el régimen que todavía mantiene Fidel Castro.

Por el contrario, Cuba y La Habana en particular se caracterizan por las hermosas y paradisíacas playas bañadas por las aguas del mar Caribe. La imagen que podremos ver al llegar parece sacada de una postal. Suelos de arena fina y blanca, palmeras tropicales y un océano de aguas turquesas, tranquilas y sumamente cálidas. Aunque creamos que más no podemos pedir, estate atento pues aún hay mucho por descubrir.

Conocida popularmente como “La Isla de la Juventud”, toda la isla es amigable y cordial. Tanto durante el día como en la noche podrás disfrutar de la alegría de su gente, de la belleza del paisaje y del ritmo de una divertida salsa. Si me dieran a elegir, diría que un momento imperdible en Cuba es disfrutar de las veladas junto a sus habitantes.

El ron, ingrediente tradicional en los clásicos mojitos, se hace presente en cada uno de los bares cubanos al igual que el habano, propio de esta tierra. Así, entre trago y trago será mejor que estemos preparados para mover el cuerpo durante largas horas. El ritmo y el color son dos factores típicos en la vida de la ciudad y para sentirnos parte no podemos dejar de disfrutarlos.

Lógicamente, no es necesario saber bailar salsa a la perfección. Como es de prever, los viajeros que llegan a La Habana son de diferentes partes del mundo y este ritmo no es propio de todas las culturas. Por eso, lo único que necesitas es predisposición y te aseguro que la ciudad te recibirá y te hará sentir como en casa.

Fotos: hoyasmeg

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...