Sostenibilidad en la industria de la hospitalidad

Las energías renovables como fuente energética de la infraestructura sostenible

Cada vez más, los viajeros se vuelven conscientes de la contaminación y de la necesidad y deber de cuidar la ecología. Es por ello que, cada vez más, entre sus requisitos a la hora de escoger sus vacaciones, seleccionan establecimientos eco friendly y/o que hayan sido construidos o adaptados con principios de sostenibilidad.

Y aunque a muchos viajeros que apenas comienzan a tomar conciencia y conocimiento de estas infraestructuras sostenibles, desconocen las tecnologías e inversiones que se requieren, la reducción del impacto ambiental bien vale la pena no sólo en el sentido económico y ecológico sino también desde una nueva filosofía que persigue emparentar la alta tecnología y estándares de máxima calidad con la sostenibilidad.

En otras palabras, los establecimientos sostenibles en cualquier industria, pero también en turismo, son infraestructuras dotadas de una altísima tecnología especialmente ideada para producir una construcción ecoeficiente con cada uno de sus servicio que se acciona gracias a energías renovables y/o con tecnologías para reducir la contaminación.

Por supuesto, alcanzar estos estándares de construcción sostenible no es fácil y es por ello que sólo unos pocos proveedores como Acciona se abren camino en un mercado creciente en donde el diseño y la construcción se desarrolla teniendo en cuenta tres criterios vitales para la ecoeficiencia:

  • Consumo racional del agua.
  • Ahorro de energía.
  • Construcción, habitabilidad y diseño sostenible.

Establecimientos con estas características los hay a montones aunque, ciertamente, todavía resta crear más conciencia para que la sostenibilidad esté detrás de cualquier infraestructura, sin importar su tamaño o cometido. Pero adquiere particular importancia en establecimientos hoteleros donde las operaciones diarias de los hoteles o complejos turísticos pueden tener un impacto significativo en los recursos naturales del entorno en que se enclava.

Las buenas prácticas ambientales y sociales permiten a los hoteleros mantener la integridad del ambiente que rodea a sus centros de hospedaje, incluso cuando dicho establecimiento se encuentre en una gran ciudad y no parezca que haya «medioambiente» para conservar o resguardar.

Uno de los objetivos de la sostenibilidad aplicada a las infraestructuras, además de contribuir a la ecología y a la conciencia ecológica, es promover el ahorro energético que se traduce en una reducción de costos operativos. Por otro lado, una empresa que ha dado un giro hacia la sostenibilidad gozará del reconocimiento de la comunidad y sus clientes lo cual, sobremanera, impacta en la imagen empresarial y posibilidad de negocios de la misma.

Implementar buenas prácticas ambientales en la operación diaria optimiza recursos, hace más eficiente el servicio y disminuye el impacto al ecosistema, ayudando a crear conciencia, también, en la comunidad que, cada vez más, se preocupa por su entorno.

Fotografía: Fotopedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...