Las particularidades de San Francisco

San Francisco es una ciudad con muchos atractivos que le confieren una fuerte personalidad. Sus empinadas calles, el Golden Gate y unos barrios ricos en matices están esperando ser visitados

Hay pocas ciudades en Estados Unidos que han aprovechado mejor el poder mediático del cine que San Francisco. Si se hiciera un pequeño concurso sobre diez cosas que le recuerden este inmenso país, estoy seguro que en la gran mayoría de casos saldría algunos de los iconos de esta preciosa urbe: ya sea el célebre Golden Gate, la macabra y cinéfila isla de Alcatraz o esos tranvías que parecen subir auténticas montañas rusas debido a las imposibles pendientes.

El Golden Gate es con derecho propio el lugar más famoso de San Francisco

Como buenos turistas lo primero que debemos tener claro son los barrios y zonas más importantes. Viajar a una ciudad tan cosmopolita y perderse algunos de sus ingredientes sería no disfrutar de todo su sabor. Así, como en otras ciudades importantes como New York o Londres, tiene varios barrios en el que hay una clara tendencia étnica. Está Chinatown, JapanTown y la Misión Disctritct, con predominancia de población latina. Pero además,  hay que visitar el motor económico de la ciudad que es el Financial District, la zona dónde reside la población más rica en el Castro District y ese lugar dónde surgió el mítico movimiento hippie, el Haigh-Ashbury.

No seré original pero el lugar que nadie debe perderse es Golden Gate, con sus 2.7 kilómetros de longitud y única forma posible de cruzar la bahía de San Francisco, además del ferry, claro. A pesar de que se construyó en 1937, su aspecto es espectacular y para disfrutarlo como se merece hay varios lugares que nos ofrecen vistas maravillosas, aunque la mejor, sin duda, es el mirador H. Dana Bowers, desde dónde tendremos una perspectiva perfecta y, además, podremos admirar una serie de monumentos que nos hará más amena la visita, como los militares Blue Star Memorial Highway y The Lone Sailor Memorial.

Aunque si hablamos de vistas, otro lugar que nos ofrece unas imágenes perfectas de la ciudad son las Twin Peaks. No, no estamos hablando de la mítica serie televisiva de David Lynch, sino de dos colinas casi idénticas que con más de 900 metros de altura y estando en el centro geográfico de San Francisco ofrece la posibilidad de otear la amplitud de una gran ciudad como es la que nos ocupa.

Para completar con este viaje por algunas de las identificaciones de la ciudad, ¿qué mejor que caminar por una de las calles más empinadas? Pues para ello hay que ir a Lombard Street. Todo un reto para los ciudadanos, ya que además de tener pendientes de 40 grados hay que recorrerla en zigzag por su trazado casi imposible. Es tan inusual esta calle que es uno de los lugares más fotografiados.

Fotografía: jeffgunn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...