La etiqueta en los cruceros

La experiencia de los viajeros ayuda a definir la «etiqueta» o la forma de comportarse / vestir en hoteles, aeropuertos, sitios religiosos o sagrados o, simplemente, en ciudades donde impera una cultura diferente a la del viajero.

Los cruceros 2012 no son la salvedad y como en otros medios de transporte y espacios públicos, es importante saber comportarse. Por supuesto, se trata de reglas de etiqueta y no de normas jurídicas por tanto está en cada uno querer acatarlas o no pero si quieres mejorar tu experiencia de crucero y si este año es tu primer crucero, aquí tienes algunas pautas / consejos:

1. No esperes la perfección.
Con los barcos de hoy en día llevando tres y cuatro mil personas a la vez, la experiencia no va a ser perfecta para todos. Tener una buena actitud ayudará a que tu crucero vaya mejor.

2. Haz algo de ejercicio.
Realidad: Los ascensores van a estar llenos de gente cerca de la hora de la cena y horarios de los espectáculos. Un montón de gente malhumorados esperando los ascensores sólo agitan unos a otros aún más. Aprovecha la ocasión para ejercitarte y usar las escaleras o dar un paseo por la cubierta mientras cede la congestión.

3. Sé silencioso.
No es necesario cerrar de un golpe la puerta de la cabina cada vez que entras y sales, sobre todo si eso ocurre a la madrugada. Ten en cuenta que no son cabinas insonorizadas, así que también esfuérzate por evitar los ruidos y gritar o hablar muy fuerte en horarios inadecuados.

4. Practica la moderación.
Durante el viaje cada noche será una fiesta y seguro quieres divertirte, pero no olvides tus límites. A nadie le gusta un borracho descuidado, y la última cosa que quieres hacer es pasar una noche en el centro médico.

5. Eres un viajero del mundo.
Puedes escuchar a los demás hablando un idioma diferente o desconocido. (No, no es una lengua extranjera, puede ser ajena a ti, pero no es ajena a millones de hablantes perfectamente competentes). Si un anuncio tiene que ser hecho, es probable que se realizará en varios idiomas, después de todo, las personas que hablan una lengua diferente a la suya tienen el mismo derecho a la seguridad y la información como tú. Guarda silencio luego de que escuches el mensaje en tu idioma y no exijas a los «foráneos» adaptarse.

6. Deja de quejarte.
Si algo ha ido mal o no estás satisfecho, no hay necesidad de arrastrar a otras personas en tu lío. Hay una solución simple: pedir a la administración que corrija el problema.

7. Vístete para la vista del público.
Si no irías al supermercado con un traje provocativo que muestre tus partes íntimas, de seguro tampoco los querrías usar en un crucero. Salvo en cruceros de solteros, la gente no quiere conocer tus curvas ni sentirse provocada.

8. Sé generoso.

Aunque tu crucero sea de lujo y creas que el personal de cabina será millonario al final del verano, la verdad es que muchas veces sus ingresos dependen de las propinas. Sé generoso, serás bien retribuido.

Fotografía:   mjb84 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...