Electric Ladyland, un psicodélico museo de objetos fluorescentes

En un rincón de Ámsterdam encontramos Electric Ladyland, un sorprendente museo dedicado a los objetos y el arte fluorescentes

Electric Ladyland

Cruzamos los canales de Ámsterdam a la altura del distrito de Jordaan, nos deslizamos hacia una de las callejuelas secundarias y descendemos las escaleras de una de las mil y una galerías de arte que pueblan la capital holandesa. Aquí, en un entorno discreto, yace casi oculto un museo que, sin embargo, a ninguno de los visitantes que en él se aventuran pasa desapercibido. Nos encontramos en Electric Ladyland, el Museo del Arte Fluorescente, un museo colorido, extravagante y, además, único en el mundo.

Este santuario de todo lo fluorescente fue idea del artista americano Nick Padalino, que le otorgó este nombre en homenaje a Electric Ladyland, el tercer álbum de The Jimi Hendrix Experience, tan ecléctico y repleto de joyas (como la mítica versión de la canción All Along the Watchtower, de Bob Dylan) como los objetos que aquí hallamos.

Nada más entrar, ya se percibe que Electric Ladyland no es un museo al uso: debemos calzarnos unas zapatillas por encima de nuestro calzado y, acto seguido, bajar las escaleras que conducen hasta una especie de cueva subterránea. En este espacio de colores y contrastes se apila una variopinta colección de objeto y de minerales fluorescentes, creando una atmosfera de lo más estrafalaria. En Electric Ladyland te sientes como, si de repente, te hubieras trasladado a unas décadas atrás y te sumergieras en el más puro ambiente psicodélico.

A pesar de tratarse de una exposición pequeña y creada por un particular (nada tiene que ver con los solemnes museos de arte que puedes visitar en Ámsterdam), Electric Ladyland es una experiencia distinta y cautivadora. Con el precio de la entrada, 5 € (los menores de doce años acceden gratis), recibirás un folleto explicativo de 15 páginas donde podrás conocer, a fondo, la historia de este estrambótico museo.

El lugar se encuentra a poca distancia de algunas de las atracciones turísticas más importantes de la ciudad: está a unos cinco minutos andando de la casa de Anna Frank y a unos 20 minutos, caminando también, de la Central Station, la principal estación de Ámsterdam. ¿Te animas a descubrir uno de los museos más sorprendentes de la capital holandesa?

Fuente: Amsterdam.info

Foto / ilovebutter

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...