Cómo reconocer una revisión de hotel falsa

Las revisiones de hotel sirven para ayudar o perjudicar la reputación de un establecimiento y es por ello que el mercado de las falsas revisiones ha cobrado importancia. Aprende a reconocer las revisiones falsas y no dejarte influenciar por mentiras impiadosas.

Desde que los contenidos generados por usuarios y comentarios de los huéspedes se han convertido en uno de los pilares de los sitios de viajes en los últimos años a partir de la oportunidad que s ele da a los viajeros de ver lo que la sabiduría de las multitudes tiene que decir acerca de un establecimiento, la industria y el comercio de las falsas opiniones ha crecido en su sombra, como un hongo.

En ocasiones estos comentarios falsos son colocados deliberadamente para beneficiar a una empresa por sobre otras o para perjudicar a la competencia. Incluso ambas acciones pueden ser desarrolladas de manera simultánea.

La oportunidad parece tentadora ya que los revisores de las revisiones, que se suponen profesionales altamente calificados y entrenados con las últimas tecnologías son -finalmente- humanos.

Sin embargo, como en la vida misma, descubrir una mentira no es una tarea imposible aunque, ciertamente, requiere de un entrenamiento y absoluta imparcialidad para descubrir y evidenciar a los «pinochos de las revisiones online».

De tal manera, si formas parte de una comunidad de revisiones o, simplemente, estás buscando algunas sugerencias y opiniones para contratar tu próximo hotel, ten en cuenta estas fórmulas para descubrir comentarios falsos y luego decide qué hacer con las revisiones falsas que has descubierto:

1. Comprueba la dirección de correo electrónico y nombre de usuario.

Muchos comentarios falsos son enviados por un usuario que hace alarde de su propiedad y que -tontamente- usa su propia dirección de correo electrónico del hotel para registrarse. Las direcciones de correo electrónico «raras» y gratuitas son otra forma de llegar a un revisor falso: nombres de usuarios con nombres y letras al azar o sin sentido sobre dominios de correo hotmail o gmail.

2. Nota bombo.

La mayoría de los encuestados reales usar frases comunes para expresar su satisfacción o descontento, por lo tanto, la abundancia de superlativos tanto en la crítica como en los elogios, debe ser sospechoso.

Las falsificaciones hechas por un hotelero sobre su propiedad suelen contener datos positivos si se refieren a su establecimiento y muy negativos cuando se refieren a la competencia. Comparación que un usuario común no intentaría hacer en una misma revisión.

3. «Googlear» los comentarios sospechosos.

Usualmente, los comentarios falsos son pagados y escritos por «gente que copia y pega el mismo texto en diversos sitios.

4. La vaguedad.

Por ejemplo, decir que un lugar es terrible, sin justificar la denuncia puede significar que el revisor no está familiarizado con una propiedad y probablemente nunca ha estado allí. Estas revisiones son frecuentemente presentadas por los competidores o incluso un ex empleado que se fue disconforme.

5. La negativa a entablar un diálogo.

La mayoría de denunciantes originales están más que felices de discutir sus problemas y, a menudo se trata de reclamar una indemnización o reparación. Un usuario que, luego de criticar, no responde a la intervención de las autoridades que se presentan para contestar su reclamo o dar solución a su queja, requerirá un amable seguimiento de correo electrónico y suma precaución en el proceder.

6. Desajustes.

Cuando la queja no se correlaciona con el «tipo» de viajero que declara ser, es evidencia de posible falsedad. Por ejemplo, cuando alguien que dice que fue en un viaje de negocios se queja de la falta de instalaciones para familias.

7. El sarcasmo.

Los verdaderos encuestados suelen tomar su responsabilidad en la oferta de comentarios como una cuestión seria y rara vez se expresan con ironía.

8. Tiempo.

Un huésped infeliz generalmente manifiesta su opinión a los pocos días de regresar de un viaje, por lo que un estudio presentado semanas o meses después de la supuesta estancia debe ser investigado más a fondo.

9. Multimedia.

Echa un vistazo a las imágenes o videos que han sido presentadas como pruebas de los dichos. Si la s mismas son demasiado genéricas o parecen profesionales, hay altas probabilidades de que hayan sido gestionadas por un hotel o su competencia.

Es importante tener en cuenta que un verdadero revisor ofrecerá una fotografía clara de su queja, no se quedará con una imagen de la fachada del hotel para avalar sus dichos.

10. Busca patrones.

Si una revisión positiva busca específicamente socavar una crítica anterior, hay una buena probabilidad de que haya sido presentada por la administración de esa propiedad para anular el efecto de la crítica a la que hace mención.

11. Las palabras y el estilo.

Si el nombre de un hotel está escrito en su totalidad, con la misma referencia y la capitalización como en sus materiales de marketing, esto es un signo de una estrategia de marketing realizada por un hotel para reforzar su marca. Es raro que un revisor verdadero use el nombre comercial completo de un hotel y, mucho más, el de las empresas o personas que están detrás.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...