Ahorrar compartiendo habitación de hotel con un desconocido

Ya hay portales en internet especializados en poner en contacto viajeros solitarios con interés de compartir habitación de hotel para ahorrar gastos.

Es curioso que en el mundo turístico viajar solo salga más caro que hacerlo acompañado. De hecho, es así incluso en algunos de los paquetes que ofrecen las agencias de viajes. Y el motivo es sencillo y tiene un solo nombre: el hotel.

El tema es que el precio de una habitación varia poco entre una o dos personas alojadas, más aún si no hay disponibilidad de habitaciones individuales. La gran diferencia es, obviamente, que quien viaja en compañía puede compartir gastos, pero quien viaja solo debe cargar a su cuenta el total de la factura.

Hoy en día hay alternativas para ahorrarse este mal trago. Por ejemplo, dormir en un hostel, un alojamiento económico que ha hecho de la habitación compartida su bandera. Disponen incluso de taquillas con candado para asegurar que ningún desconocido se apropia de tus pertenencias.

Pero, claro está, no todo el mundo se siente cómodo con las condiciones del hostel. Generalmente es el tema de compartir lavabo el que trae más problemas, aunque hay también quien busca un plus de servicio o de satisfacción.

No es que la solución que ahora propondremos sea la panacea, pero sí que goza de un éxito cada vez mayor. Se trata de compartir habitación de hotel con un desconocido, pagando así solo la mitad de su importe.

La idea ya está disponible en varios sitios web. Quizás el más interesante por estos lares es Hallst.com, ya que cuenta con información en español y su oferta de reservas alcanza ciudades tanto españolas como europeas. En esta web se puede desde consultar las ofertas de otros usuarios hasta hacer la propia, introduciendo la reserva y esperando la confirmación por parte de la web.

No obstante, a simple vista Easynest parece un proyecto más sólido, ya que pese a su poco tiempo de andadura (unos seis meses) está especializado solo en este campo, cosa que no sucedía con el ejemplo anterior. Su oferta, en cambio, está muy centrada en el mercado de Estados Unidos, así que nos será útil si la intención es cruzar el charco.

Más volcado en la cuestión social que supone compartir espacio, en Easynest el contacto con la persona que ofrece compartir se hace vía Facebook. De este modo tenemos acceso al perfil del usuario: edad, gustos y aficiones, fotografía y otros datos de interés. También se puede establecer contacto con gente que haya compartido habitación con ella y conocer su opinión.

Con el alquiler de habitaciones por horas o propuestas como estas, parece que el mundo de los hoteles se adapta cada vez más a las necesidades modernas ofreciendo aquello que el usuario demanda. Queda por ver si esta forma de viajar tendrá éxito, pero por el momento los interesados ya pueden probarla.

Vía: Nomadistas.

Foto: Jennifer Woodard Maderazo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...