Viajar a la luna será posible en 2017 y con una buena billetera

Aunque parezca algo del futuro, lo cierto es que los viajes espaciales están a la vuelta de la esquina. Actualmente una agencia ofrece una reserva para 2017 por la nada despreciable cifra de 110 millones de dólares.

luna

Cuando hablamos de viajes y de destinos alrededor del mundo, aunque haya cientos de países por descubrir y de los que disfrutar, lo cierto es que  siempre que hablamos de viajes lo hacemos en la faz de la tierra. Y pese a que parezca algo demasiado obvio, el tema del que te vamos a hablar hoy hace que sea necesario recordarlo. De hecho, hoy en Dónde Viajar vamos a hablar precisamente de las posibilidades de viajes espaciales que ya se han abierto, y de las que prometen llegar en un futuro relativamente cercano. Y aunque de momento son algo realmente exclusivo, que muy pocos van a poder pagarse, creo que no hay que perder de vista este tipo de turismo que como ya ocurrió con otros ámbitos se irá democratizando con el paso de los años.

Está claro que de momento viajar al espacio no es siquiera una opción. Aunque a continuación te vamos a contar que el primero de esos viajes ya se hizo, y que adquirió cierta notoriedad, las agencias de lujo que se dedican a ofrecer este tipo de servicios lo hacen con listas de esperas cerradas, con adelantos que suponen millones de dólares para asegurarse una plaza y con períodos de partida de las naves para los que aún faltan unos cuantos años. En el mejor de los casos un mínimo de tres. Aún pese a ello es un tema que llama la atención y que despierta el interés de un target multimillonario que no quiere perderse absolutamente nada de esas experiencias únicas y que además se enfrente por ser uno de los primeros en llevarlas a cabo.

Primera experiencia

La primera de esas experiencias de viajes al espacio privados ya se ha llevado a cabo, y la verdad es que solo una persona de esas que tienen mucho dinero ha podido permitirse la odisea. No es para menos, porque como vas a ver a continuación en realidad el precio es desorbitado incluso para los muy pudientes. En todo caso, el primer viajero en salir al espacio con fines privados fue un hombre conocido como Tito que pagó la friolera de 20 millones de dólares por ir a la Estación Espacial Internacional. Aunque ahora, las miras van más allá de este destino construido por el hombre, y la luna sería el siguiente gran paso para poder ofrecer a los turistas sitios en el espacio exterior a los que acudir.

Si tienes una buena billetera y quieres hacer realidad el sueño de viajar a la luna deberías saber que ya se puede. Aunque no creo que esté a tu alcance. En realidad, esa posibilidad existe de la mano de la agencia especializada en este tipo de turismo que responde al nombre de Space Adventures, la misma que gestionó la historia anterior que te hemos especificado. Precisamente por la nada módica cifra de 110 millones de euros se puede conseguir tener un sitio reservado en uno de estos viajes que están previstos para 2017. Y aunque parezca increíble que alguien pueda desembolsar tanto dinero en esa aventura, ya hay dos personas en la lista de espera para poder llevarlo a cabo.

En todo caso, el que fuera el primero de los viajeros en salir por el puro placer de viajar fuera de la corteza terrestres, Tito, dejó claro que aquello sentaría las bases de un nuevo tipo de turismo. Y a día de hoy son varias las agencias que ofrecen paquetes que incluyen como destino el mismo que visitará aquel allá por 2001. El precio no es tan desorbitado como para los que quieren ser los primeros en pisar la luna como viajeros, pero los cerca de 38 millones que cuesta hacerlo tampoco están al alcance de cualquiera.

En todo caso, aunque nos parezca que los viajes al espacio exterior son en realidad algo que nos queda muy lejos de nuestras perspectivas, la verdad es que la NASA no lo considera tanto. De hecho, después de ver como algunas empresas se han planteado que en un futuro podrá haber hoteles en la luna como quien los pone en la playa más famosa del país está trabajando en unas directrices para conservar el que es el suelo de nuestro satélite, ya que al fin y al cabo ya sabemos que el desarrollo de los humanos se lleva en muchos casos por delante buena parte de la belleza natural de las cosas. Y aunque quizás sea pronto para decidirlo, lo mejor es que se planteen desde ya las bases de un turismo espacial que en el futuro nos haga soñar con una posibilidad hasta hace bien poco prohibida fuera de nuestra imaginación pero sin que acaben por estropear nuestro entorno galáctico.

Imagen: Eneas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...