Minicruceros: un gran regalo para estas Navidades

En los tiempos que corren no nos sobra ni tiempo ni dinero, así que las escapadas y los minicruceros se convierten en una gran opción de regalo para los fanáticos de los viajes que no quieren renunciar a ellos ni con la crisis

cruceros

Probablemente en los tiempos que corren casi todos hayamos hecho algún recorte en viajes. Y es que las cosas no están para bromas, pero el que tiene el gusanillo de viajar no lo deja por falta de dinero, y pese a que no puede permitirse gastar más que lo justo, o bien se busca la vida con las más diversas opciones que a día de hoy parecen triunfar en el mundo de los jóvenes y de los no tan jóvenes. Sin embargo, los que prefieren seguir viajando como siempre en el modo más clásico, y alojándose en hoteles en lugar de hacer intercambios de casas, o el ya famoso coachsurfing, buscan acortar los días de la estancia, para conseguir que el viaje de sus sueños sea posible. Y precisamente esa misma tendencia empieza a ser una realidad del mundo de los cruceros, porque ahora nacen los mini cruceros, que se perfilan además como un buen regalo de Navidades.

Pero si los cruceros todos sabemos lo que son, cómo funcionan y estamos cansados de ver nuevas ofertas y promociones sobre ellos ¿qué cambia con los minicruceros? Pues básicamente lo que cambia es el hecho de que se acorta el tiempo de la estancia, y que se eligen destinos mucho más cercanos. Mientras que un crucero normal dura unos 10 días, o incluso más si hablamos de destinos al otro lado del Atlántico o de tipo exótico, los minicruceros por lo general no suelen extenderse más allá de los 5 días, y toman como base los puertos mediterráneos de los diferentes países que los conforman. Se puede elegir una ruta con varios destinos, o un viaje solo de una ciudad a la otra. Todo depende de lo que se pretenda en el viaje. Si se hace simplemente por descanso o si además se pretende un turismo activo en los destinos.

De hecho, así como se acortan los tiempos, cae también el precio, que en estos casos suele ser incluso la mitad de económico que el de un crucero normal. Además, precisamente por Navidades, se están posicionando muy bien como regalo especial para las fiestas, y teniendo en cuenta que los regalos de Reyes para nuestros seres queridos a veces son complicados de elegir por talla y gustos, no es una mala idea eso de llevarles a ver el destino que sabemos que le gusta con fechas abiertas aprovechando que los minicruceros se venden a un buen precio ¿No te parece? La verdad es que para empezar en eso de los viajes en el mar, o para evitar gastos extras, la idea no está mal. Aunque habrá que ver si compensa el viaje tan corto.

Imagen: El coleccionista de instantes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...