Los CDC dicen: «los vacunados ya no tienen que usar mascarilla»

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han informado de cómo los ciudadanos que hayan recibido la vacuna no tienen que seguir usando mascarilla.

Los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) han anunciado que los estadounidenses que hayan recibido la vacuna ya pueden moverse libremente sin hacer uso de la mascarilla. La noticia ha sorprendido a muchos de los ciudadanos a la vista de que, en otros países, la mascarilla continúa siendo obligatoria incluso habiendo recibido la vacunación.

El requisito para poder abandonar la mascarilla es que hayan pasado dos semanas después de haber recibido la última dosis de la vacuna. A partir de ese momento, no habrá que usar la mascarilla mientras se realizan una serie de actividades. Por ejemplo, caminar, ir en bici, hacer jogging o participar en pequeñas reuniones en exteriores.

No solo eso, sino que se menciona que quienes no tengan la vacuna no tendrán que usar mascarilla tampoco en el caso de que se encuentren con las personas con las que conviven. Las autoridades sanitarias del país creen que es una buena decisión y que esto, combinado con el distanciamiento social, la buena temperatura y las corrientes de aire, ayudarán a que el virus vaya desapareciendo.

No obstante, sigue siendo obligatorio que todo el mundo use mascarilla en espacios cerrados o cuando se está asistiendo a eventos, como puede ser un acto deportivo o un festival. Para los momentos en los que se esté dentro de centros comerciales, tiendas y otros entornos, se recomienda hacer uso de la mascarilla, pero no parece que se trate de algo obligatorio.

Además, los vacunados también tienen la oportunidad de viajar libremente por el país sin que se tengan que someter a otro tipo de prueba para confirmar que no tienen coronavirus. Es la oportunidad que esperaban muchos residentes a la hora de volver a hacer turismo y disfrutar de esta afición. No obstante, hay grupos que temen que las nuevas indicaciones que se han proporcionado lleguen a ser desastrosas y que hagan retroceder al país en cuanto a cantidad de casos e infecciones.

Al fin y al cabo, aunque en Estados Unidos parece que se está obviando, en otros lugares se tiene en cuenta que las personas que tienen la vacuna siguen expuestas al coronavirus. La vacuna significa defender ante el virus y sus consecuencias, pero no implica que no vaya a contagiarse el organismo si se cruza con él. Eso implica, al mismo tiempo, que las personas que se contagien serán transmisoras. Y ¿Qué ocurre si hay una persona transmisora que no usa mascarilla porque le han permitido no hacerlo? Por supuesto, es un peligro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...