Las consecuencias de las redes sociales en ¿el turismo?

Un tuit que le costó las vacaciones a dos viajeros británicos

Que las redes sociales tienen un impacto inmediato en la forma en que nos comunicamos y viajamos, es evidente y de ello hemos dado cuenta en muchas oportunidades.

Si piensas que está bien decir lo que se te da la gana, recientemente, un caso de unos turistas británicos en Estados Unidos «conmocionó» a la comunidad de viajeros y usuarios de redes sociales. Ellos fueron deportados del país por haber realizado «bromas pesadas» a través de Twitter.

En un momento complicado en que se analiza la posibilidad de que los gobiernos censuren (o «moderen«) los contenidos divulgados a través de Twitter, el caso no hizo más que echar algo de leña al fuego descontrolado y aumentar el descontento y la inquietud de los usuarios de las redes sociales, por no decir que también agitó las banderas de quienes invocan la «libertad de expresión» para librarse de las consecuencias de sus comportamientos (no siempre adecuados) en las redes sociales.

Alguna vez hablamos de Netiquette como la necesidad de tener ciertas pautas o normas de comportamiento en las redes sociales y es, probablemente, la falta de contemplación de la misma la que lleva a que estos debates partan de la base de un exabrupto que en el mundo real -por diferenciarlo del virtual- hubiera tenido idénticas (o peores) consecuencias.

En un país castigado por la memoria de atentados con bombas y secuestros de aviones, los sensores de alarma se activan apenas esas «innombrables» palabras se dejan oír -o leer-, especialmente en un aeropuerto o un sitio emblema.

Pero en la noticia que nos atañe, los turistas Leigh Van Bryan y Bunting Emily de 26 y 24 años de edad fueron expulsados de los Estados Unidos incluso antes de poder disfrutar de sus vacaciones en este país.

Según el Sun y el Daily Mail del Reino Unido, un puñado bromas de mal agüero en Twitter resultaron ser «inadmisibles» para las autoridades de Aduanas y Protección de Fronteras de los EEUU; razón por la cual se gestión el retorno a su país de residencia de los viajeros.

Antes de los dos turistas británicos volaron a Los Angeles International Airport (LAX) la semana pasada, Leigh publicado varios mensajes de Twitter acerca de su viaje, los informes del sol. En un tweet, se dirigió a un compañero usuario de Twitter que va de «@ MelissaxWalton», escribió «libre esta semana por un chisme rápida / prep antes de ir a destruir a Estados Unidos?».

En otro post de Twitter anunció “en unos días estaré en Los Angeles, jodiendo a la gente de Hollywood cuando saquee la tumba de Marilyn Monroe”.

Según el Daily Mail, fue a causa de los tweets que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) marcó a Bryan y Bunting como «una amenaza potencial» y la razón por la cual, al llegar a LAX, los dos amigos fueron «detenidos por guardias armados», explica la publicación:

A pesar de decirle a los funcionarios que el término «destruir» era argot británico para la «fiesta», fueron detenidos bajo sospecha de planear «cometer delitos» y les confiscaron sus pasaportes. Los agentes federales, incluso buscaron en la maleta de uno de los viajeros en busca de picas y palas, alegando que tenía la intención de actuar como había anunciado en su Twitter (saquear la tumba de M. Monroe).

Los dos fueron interrogados durante cinco horas antes de ser «puesto en una camioneta con inmigrantes ilegales y encerrado toda la noche», escribe The Sun. Se les mantuvo luego por separado en celdas durante 12 horas antes de ser puestos en un vuelo a casa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...